Angostura ya siente los efectos de la crisis.

En Febrero tuvo una ocupación promedio del 65 por ciento contra el 77 que había alcanzado el mismo mes del año pasado. Hubo casi 13 mil pernoctes menos, y se registró una caída de 2.200 turistas si se consideran los días de alojamiento.
La crisis mundial, que anticiparon llegaría durante el primer semestre a la Argentina, ya se hace sentir en los primeros indicadores turísticos de Villa la Angostura.

Las estadísticas oficiales de la Secretaría de Turismo Municipal resumen que durante Febrero Angostura tuvo una ocupación promedio del 64,90 por ciento, casi un 13 por ciento menos, si se lo compara con el 77,80 que se logró en el mismo mes del año pasado.

Durante el segundo mes del año se registraron 73.760 pernoctes y 12.294 pasajeros alojados, lo que significa una caída de 13.101 en pernoctes, y casi 2.200 turistas menos que en el 2008.

Si bien es cierto que la devaluación de la moneda chilena anticipaba que no serían tantos los turistas del vecino país que nos visitarían este año, esa situación no afectó por ejemplo a Bariloche, que mantuvo esta temporada los mismos índices de ocupación que el año anterior.

Los más baratos, los más buscados

Entre los establecimientos más requeridos por los turistas se destacaron los Residenciales que lograron el 83,70 por ciento, seguido por las Cabañas 73,45, y Albergues con el 72,25.

Más lejos se ubicaron las Hosterías que promediaron una ocupación del 57,90, los Appart con el 57,10, y en el último lugar quedaron los Hoteles con un 41,25 por ciento.

Tanto las Cabañas de una estrella, con un 91 por ciento, como los Appart de la misma categoría con 67,35, fueron los que mejor ocupación tuvieron dentro de su categoría en este segundo mes del 2009. A estos índices debe agregársele la alta ocupación que tuvieron los campings, hecho que confirma que, además de menos turistas, gastar lo menos posible fue otra de las características que tuvo esta temporada estival que está finalizando.

Comentá la nota