De Angeli unió en su repudio al arco político y al campo

Randazzo y Scioli fueron las voces oficiales que calificaron de "antidemocrático" e "irrespetuoso" al entrerriano. Pero no fueron los únicos: desde Solá y Alfonsín hasta el ruralista Buzzi también le dijeron que "cierre el pico".
Otra vez el campo logró algo inesperado. Tras las declaraciones del miércoles de Alfredo De Angeli, líder de la Federación Agraria Argentina (FAA) en Entre Ríos, que tildó de "pelotudo" al ex presidente Néstor Kirchner y le reprochó que se quedó "leyendo los diarios de los '70", todo el arco político e inclusive el campo se unieron en un repudio al ruralista.

A pesar que haber justificado el exabrupto al sostener que se sintió "muy agredido" cuando el ex mandatario trató de "golpistas" a los dirigentes del campo, las voces se alzaron en su contra.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, fue la primera voz oficial en salir al cruce al asegurar que "es lamentable, creo De Angeli tendría que pedir disculpas porque me parece totalmente desafortunado lo que dijo y no contribuye para nada a la tranquilidad y la paz que necesitamos los argentinos".

El funcionario volvió a criticar a los sector rural, al sostener que "los escraches y la violencia es totalmente antidemocrática y no contribuye a nada" y advirtió que en los próximos días "con la ayuda de algunos medios de comunicación, van a instalar que en las elecciones del 28 de junio pueda haber fraude".

Por su parte, en una recorrida proselitista, el gobernador bonaerense y candidato a diputado nacional por el justicialismo K, Daniel Scioli, aseguró que "hay una gran contradicción" entre los dirigentes agropecuarios. "Por un lado piden bajar el nivel de confrontación y por otro se hacen declaraciones irrespetuosas". En cuanto a la decisión de la Mesa de Enlace de repudiar los escraches, señaló que "era hora de que llamen a la reflexión y que asuman esa responsabilidad", al considerar que aquellas actitudes "no le hacen bien ni al campo ni al reclamo que todo sector puede tener".

Desde la oposición, el candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires por Unión Pro, Felipe Solá, le aconsejó al ruralista que "cierre el pico" hasta las elecciones. "Yo no tengo por qué explicarle a este muchacho, pero podría cerrar el pico en tiempo de elecciones, aunque sea", declaró el político, quien consideró que estos exabruptos "por supuesto" favorecen al oficialismo.

Solá sostuvo a radio Mitre que De Angeli "se muestra como lo han querido mostrar, como un desaforado, y eso es lo que tiene que evitar". "En la libertad del campo, uno piensa que no lo oyen", arguyó Solá sobre los motivos del exabrupto, a la vez que descartó que esa expresión haya tenido el fin de ganar espacios en los medios: "Alguna gente primero habla y después piensa".

Por su parte, el segundo postulante del Acuerdo Cívico y Social en Buenos Aires, Ricardo Alfonsín aseguró que le "parece lamentable lo de ayer de De Angeli. Aun cuando el Gobierno incurriera en algún tipo de conducta que supone una violencia, aunque sea verbal, eso no nos habilita a actuar de la misma manera desde la oposición".

En el mismo tono y desde el sector rural, el titular de la FAA, Eduardo Buzzi, afirmó: "Lamentablemente, De Angeli parece que no escuchó o no entendió, porque se vuelve a sumar a un exabrupto verbal que termina siendo funcional a la estrategia de Kirchner, que hoy termina siendo 'mi pobre angelito' y los agresores y los monstruos somos los productores agropecuarios, otrora agredidos desde el atril" de la Casa Rosada.

"Estamos en un proceso de desempleo en el interior que afecta a -los trabajadores de- la producción primaria. Hay que hablar de estas cosas, por eso no es conveniente continuar esa escalada" de violencia verbal, completó el titular de la FAA.

"Queremos que termine esta escalada preocupante de exabruptos que no hace nada bien a la calidad institucional que prometía Cristina Fernández en octubre de 2007. Manifestaciones sí, violencia no. A manifestar tenemos derecho, pero pasar a la agresión verbal, física, tenemos que rechazarlo abiertamente".

Comentá la nota