De Angeli insiste en nuevas medidas de fuerza

Los productores intensificaron la presión sobre la Comisión de Enlace nacional para que se convoque a una nueva medida de fuerza. En San Pedro, se reunieron los presidentes de las más importantes agrupaciones de dirigentes ruralistas del país.
Los productores agropecuarios de Buenos Aires, La Pampa y Entre Ríos intensificaron la presión sobre la Comisión de Enlace nacional para que se convoque a una nueva medida de fuerza. En San Pedro, lugar emblemático de la protesta rural contra las retenciones móviles, se reunieron los presidentes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) y de la Federación Agraria de Entre Ríos, Pedro Apaolaza y Alfredo De Angeli, respectivamente.

"Si esta semana no se solucionan los problemas del trigo y la carne, vamos a coordinar acciones gremiales, se lo vamos a pedir a la Mesa de Enlace", dijo De Angeli.

Ambos dirigentes, que estuvieron acompañados por la plana mayor de sus respectivas entidades, vienen reclamando a las cuatro entidades nacionales que encabecen una nueva protesta del campo contra la intervención del gobierno federal en el mercado de hacienda y por el cierre de las exportaciones de trigo, que mantiene inactivo el mercado del cereal.

"Si esta semana no se solucionan los problemas del trigo y la carne, vamos a coordinar acciones gremiales, se lo vamos a pedir a la Mesa de Enlace", dijo a De Angeli. El dirigente entrerriano llegó a San Pedro acompañado de una docena de presidentes de filiales entrerrianas de la Federación Agraria Argentina (FAA), que a nivel nacional conduce Eduardo Buzzi.

"A la Mesa de Enlace le vamos a pedir un análisis muy profundo de la situación de la ganadería. Vamos a entrar en enero y se acabaron las vacaciones", advirtió Apaolaza.

Aunque no trascendieron detalles del pedido que Apaolaza y De Angeli le harán a Buzzi, Hugo Biolcati (Sociedad Rural), Carlos Garetto (Coninagro) y Mario Llambías (CRA), en ambas entidades, especulan con la realización de un nuevo cese de comercialización de productos agropecuarios. Si, finalmente, esa medida se concreta, sería el cuarto paro del campo, tras el extenso conflicto por la resolución 125.

Comentá la nota