De Angeli advirtió que si la Presidenta "los provoca" va a haber cortes de ruta

"Si salen a confrontar, van a encontrar una confrontación", agregó. En el primer día del paro agropecuario, hay productores en las rutas pero no piquetes. Los ruralistas dicen que el veto a la baja de las retenciones fue "como una mojada de oreja".
Aunque el nuevo paro del campo arrancó sin cortes de ruta y con un plazo definido de ocho días y mientras los principales referentes de la Mesa de Enlace se esfuerzan por mantener la mesura en la protesta, ya hay voces en la dirigencia rural que anticipan que la situación podría profundizarse. El vicepresidente de CARBAP y diputado provincial electo de Unión PRO Jorge Srodek afirmó que la huelga es sólo "el inicio de un plan de lucha". Y el entrerriano Alfredo De Angeli advirtió que si la presidenta Cristina Fernández de Kirchner los "provoca", los productores van a cortar las rutas.

"La gente no va a las rutas porque saben que el Gobierno nos quiere enfrentar con el resto de la sociedad. Pero espero que no salga el Gobierno a provocarnos, porque si sale la Presidenta a provocar, en cinco minutos la gente va a estar arriba de la ruta. Si salen a confrontar, van a encontrar una confrontación. La gente está muy ofuscada en el interior", casi amenazó De Angeli en diálogo con radio 10.

Srodek, por su parte, aseguró a radio Provincia que en el campo "nadie tiene la más mínima ilusión de que el Gobierno vaya a empezar a resolver uno por uno los conflictos" con el sector rural. Y que, por eso, "este es el inicio de un plan de lucha".

Como la mayoría de los dirigentes rurales, el vicepresidente de CARBAP (Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa) se quejó especialmente del veto presidencial a la quita y rebaja de las retenciones por 180 días que había establecido para 37 municipios bonaerenses la ley de emergencia agropecuaria: "Ese veto es una provocación y es vivido como una mojada de oreja".

El titular de la Sociedad Rural (SRA), Hugo Biolcati, volvió a quejarse de que el Gobierno no respondió ninguno de los 22 puntos que le dejaron planteados cuando se reunieron con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Y de que "la única respuesta que hubo fue este veto a la ley sancionada por el Congreso". En diálogo con las radios Mitre y Continental y más moderado que otros dirigentes, dijo que el paro "es un llamado de atención" e insistió en que no va a haber problemas de abastecimiento.

Comentá la nota