Angel Cappa: "Quiero seguir jugando bien y salir campeón con Huracán; ése es mi proyecto, mi ilusión"

En una charla íntima y apasionada, el técnico de Huracán sostiene sus ideas: "No hay románticos y prácticos, eso sí que es una estupidez", dice
"Cuando le dije a Alfredo (por Di Stéfano) que iba a dirigir a Huracán, me dijo dos cosas: primero, «Vas al club que menos plata tiene en el mundo», y segundo, «Es el club ideal para vivir la ilusión que vos tenés».Y como siempre, tuvo razón en las dos cosas."

Los relatos de pequeñas historias conforman buena parte del discurso del entrenador de Huracán. Y atrapa con cada una de ellas. Una mesa de madera perfectamente lustrada, dos pequeñas pero cómodas sillas y un café que desprende su mejor aroma componen el escenario ideal para una charla con un buen contador de anécdotas como lo es Angel Cappa. Un tipo de esos que tienen el poder de encantar con su palabra, aun cuando su interlocutor no coincida con todo lo que expone. Uno de esos personajes a los que sin duda les cabe el calificativo de interesante.

Tan apasionado como reflexivo y tan radical en sus pensamientos como nunca. Cappa siempre suelta frases que contienen un mensaje. Enamorado del fútbol, de la lectura, de Jorge Luis Borges y amante de la música, de Joan Manuel Serrat, Chico Buarque y Diego El Cigala. Claro, contundente en cada respuesta y sin miedos a decir palabras que otros evitan, como por ejemplo... que proyecta ser campeón con Huracán.

-¿Siente que en este regreso al fútbol argentino le reconocen más su trabajo?

-No creo que ahora sea distinto que antes. En Banfield del ?86, en la B, se dio un gran reconocimiento, en Racing del ?98 también y ahora lo mismo. Quizá la gente no se acuerda, pero yo sí lo hago.

-¿Huracán juega al revés que los demás, privilegia el juego por sobre el músculo?

-Hoy se atiende mucho el músculo. Pero otros también hace lo mismo que nosotros: Vélez juega muy bien, Lanús también. Godoy Cruz, los jujeños y los tucumanos también. Y hay otras ideas, con las que se cree que se gana con la lucha. Nunca un equipo va a ganar por el físico, lo va a hacer por el talento. Pero bueno, cada uno con la suya.

-¿La suya cuál es?

-Es la que aprendí y disfruté de pibe. Me sedujeron muchos jugadores, muchos equipos. Pero principalmente lo que vi en mi barrio, en Bahía Blanca. Lo que aprendí en el potrero, lo que aprendí jugando, eso formó mi gusto.

-Siempre confesó su admiración por César Luis Menotti. Después de tanto tiempo, ¿ya hay un estilo Cappa?

-No lo creo. Yo soy un alumno aplicado de Menotti. Hay un estilo del fútbol de siempre, que lo interrumpió el Estudiantes de Zubeldía, que impuso otra forma de jugar al fútbol. Ahí se generaron dos corrientes. Hasta ese momento había un solo estilo. En los 30 con Sastre, De la Mata, Erico; en los 40 con Moreno, Pedernera, Pipo Rossi? En los 50, con Micheli, Cecconato, Lacasia y Cruz, en los 70 con Huracán de Houseman, Babington y Brindisi, Racing con Corbatta, Pizzuti, Mansilla, Sosa y Belén. Ese es el estilo del fútbol argentino al que Menotti le puso nombre, nada más.

-¿Es bueno que haya dos corrientes?

-Sí, claro, para que haya debate. Lo que es malo es la disputa personal. Cada uno tiene su forma y todos procuramos ganar. No hay románticos y prácticos, eso sí que es una estupidez.

-¿Por qué despierta tanta admiración su equipo?

-Porque intenta jugar bien, porque es un equipo honesto. Es generoso con el espectáculo, con los que pagan la entrada, con su hinchada, no sólo por el juego, sino por lo que dejan en el campo en favor de una idea. Además, porque Huracán es un equipo simpático para todo el mundo, menos para San Lorenzo.

-¿Encontró muchas diferencias en su regreso al fútbol argentino?

-Sí, está peor. Cada vez es más precario. Es una gran vidriera para vender jugadores al fútbol del exterior. Los equipos no tienen continuidad, se renuevan cada seis meses. Salvo Vélez, Lanús, Boca, quizá. Los demás no sostienen estructuras.

-¿Cómo va a hacer usted para retener a sus jugadores?

-Estamos trabajando con los dirigentes y los representantes para eso. Queremos hacerles entender que es necesario darle una mano a Huracán. Que el club tenga la continuidad de dos campeonatos para poder avanzar. Vender a los jugadores más formados, con más recursos.

-¿Se piensa poco en el fútbol argentino?

-En todo el mundo. Nadie quiere quedar descolocado, estar desactualizado. Es como si existiese un tipo que impone modas y que desde uno sótano saca papelitos que dicen: "Ahora jugamos con dos volantes de contención" , y al rato larga otro papelito que dice "los enganches no existen más" . Pero, ¿quién es ese tipo que impone eso?

-¿Quién es?

-Nadie, el miedo, se llama José Miedo. Cada vez empiezan a protegerse más, porque el entrenador, salvo en Inglaterra, es un trabajador provisional. Entonces, el tipo se quiere proteger, quiere durar hasta el próximo domingo.

-Todos tienen ese miedo...

-Pero hay miedo a perder, a arriesgar, pero también hay ilusiones, ganas de ganar, alegrías... Si te quedás sólo con el miedo a perder sos un torturado. Algunas precauciones o algún temor ante lo inesperado, porque el fútbol es eso, siempre hay. Pero hay ganas de jugar, hay alegrías por disfrutar y eso se debe poner en la balanza también.

-Usted dice que disfruta mucho del fútbol, pero se pone muy nervioso en los partidos...

-Pero porque quiero ganar, como todos. Hay veces que estamos ganando por un gol, generamos 20 situaciones más y no lo hacemos y uno piensa: "Bueno, ahora tiran un centro, les pega en una oreja y nos empatan el partido" . Como contra Independiente, que fue un dominio abrumador y perdimos el partido. Un actor también se pone nervioso y eso no quiere decir que no disfruta. Lo que pasa es que la gente entiende por disfrutar un tipo que se ríe todo el tiempo y ese es un idiota, no un tipo que disfruta.

-Da la impresión de que a esta altura usted dirige porque le gusta, no porque lo necesita...

-Por supuesto. Soy un agradecido del fútbol, me ha permitido llevar una vida cómoda. Pero no vengo a Huracán para ganar dinero; al contrario, porque yo ganaba más comentando [trabajaba para el diario español Marca ]. Pero no me importa, ahora quiero vivir con pasión y disfrutar de lo que hago. El fútbol es una cosa maravillosa, me permite vivir creando cosas, me permite vivir intensamente.

-¿Qué le permite crear?

-Un equipo que juegue bien. O intentarlo. Uno está toda la semana trabajando para exponer el domingo, eso es una emoción muy fuerte.

-¿Es más o menos radical en su prédica futbolística?

-Más. Porque hablé con jugadores de ahora y de antes, con entrenadores de antes y los actuales. Y eso profundiza más el conocimiento del juego y mi idea se radicaliza más. Lo que no quiere decir que excluya todo lo demás, o se juega así o nada. En ese sentido sí he cambiado, porque antes decía o se juega así o son todos burros. Ahora quiero que cada uno juegue como se le dé la gana.

-¿Tuvo suerte en poder tener jugadores que lo interpretaran?

-Por supuesto. Porque si no tenés los músicos para hacer Adiós Nonino, es posible que en lugar de hacer Adiós Nonino hagan el Arroz con Leche.

-¿Qué siente cuando otros jugadores manifiestan que les gusta cómo juega su equipo?

-Me siento reconfortado en la idea, no en mi vanidad. Yo no me creo un tipo importante dentro del fútbol. Y cuando alguien dice "me gusta como juega Huracán" , pues digo "puta, es bueno esto" . Yo sé que a los jugadores, en su mayoría, les gusta jugar bien al fútbol, ninguno piensa en hacer un foul o tirar la pelota lejos.

-Si tuviese que definir este Huracán que usted conduce, ¿cómo lo haría?

-Como un proyecto, una ilusión.

-¿Y qué compone ese proyecto?

-Seguir jugando bien y salir campeón con Huracán; ése el proyecto, ésa es la ilusión. No sé si será ahora, pero por ahí, sí. No lo sé.

Dixit

"¿Qué entrenadores me agradan del fútbol argentino? Me gustan el pibe de Lanús, Zubeldía (foto), que transmite tranquilidad, seguridad, convicción; Gareca, de Vélez, también; Cocca, de Godoy Cruz, defiende lo que siente"

"Iniesta (el jugador de Barcelona) es el mejor volante del mundo por mucha diferencia. Tiene un defecto: no usa chaleco con lastre ni hace pesas. Messi es un gran jugador, pero le falta aprender cosas"

"Le tengo mucho respeto a Bielsa, porque es un tipo muy honesto y sus equipos también lo son. Y ahora sus equipos están mejorando un aspecto: no hay excesiva planificación, hay más frescura... lo imprevisto"

"El fútbol me ayuda a vivir mejor, pero podría estar sin el fútbol. Eso sí, no podría vivir sin música. El fútbol es un buen motivo para vivir con pasión. Soy uno más de la gente; nací y viví en un barrio"

Comentá la nota