Añelo ya no tendrá problemas con el agua potable

El gobierno provincial aportará 365 mil pesos para hacer la obra eléctrica que restaba y poder poner en funcionamiento la nueva red de abastecimiento de agua. Se firmó un convenio este jueves.
El gobierno neuquino desactivó un principio de conflicto en Añelo, al asegurar mediante la firma de un convenio que se instalará la obra eléctrica necesaria para bombear el agua para provisión de esa localidad, desde hace unos dos años en problemas.

El gobernador Jorge Sapag firmó el decreto por el cual la provincia realiza un aporte no reintegrable al municipio de Añelo para que sea destinado a la obra, por un valor de 365.724 pesos.

Participaron de la firma del convenio entre el gobierno y el municipio el intendente de Añelo, Jacinto Hernández; concejales de la localidad; el subsecretario de Servicios Públicos, Luis Acuña; y el subsecretario de Desarrollo Institucional y Municipal, Alfredo Rodríguez.

Acuña explicó que la bomba instalada en el subálveo del río Neuquén permitirá cubrir el abastecimiento de agua de toda la localidad. Por lo que la obra de electrificación “es una parte de la solución integral al problema de abastecimiento de agua y al tratamiento de los efluentes domiciliarios”, dijo.

Confirmó que este aporte del gobierno provincial surgió a partir de las gestiones que realizó el intendente el martes, durante la reunión que mantuvo con la vicegobernadora Ana Pechen y el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, entre otras autoridades.

Indicó que Añelo cuenta con dos obras importantes, como son la red de efluentes cloacales y la planta potabilizadora de agua, pero que no funcionan porque no cuentan con la energía eléctrica.

Se informó que a partir de este convenio, el EPEN pondrá rápidamente en marcha la obra, dado que ya cuenta con el proyecto ejecutivo y con el pliego licitatorio.

Aseguró que tanto la obra de la red cloacal como la de la bomba están concluidas. Sólo restaba resolver la servidumbre de un terreno para poder instalar un nexo en la tubería y actualmente el municipio logró el acuerdo con el titular del predio, por lo que el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) terminará en breve la instalación.

La obra que el EPEN tendrá a su cargo consiste en la construcción de una línea en 13,2 kilovoltios de 3.390 metros de extensión, la instalación de una subestación transformadora del tipo biposte de 100 kilovoltios amperio de potencia y la instalación en la estación Portezuelo de un transformador de potencia.

Comentá la nota