Andrés Quinteros: "El informe del Tribunal es muy duro contra la Municipalidad" Administración municipal de 2008

El concejal frentista que juega un rol opositor al oficialismo que en San Nicolás conduce Carignani, se refirió a las observaciones hechas por el Tribunal de Cuentas a la Municipalidad de San Nicolás, referidas al ejercicio administrativo 2008.
Sostuvo que algunas de las observaciones desnudan faltas "gravísimas" en el diseño del presupuesto 2008, en las adecuaciones de partidas y en lo que tiene que ver con situaciones de incompatibilidad de algunos concejales

Como ya lo comentara EL NORTE en ediciones anteriores, un informe del Honorable Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires, contiene algunas observaciones referentes a la administración del municipio durante el ejercicio 2008. Se trata de un documento oficial que el órgano provincial de control hizo llegar al Concejo Deliberante de San Nicolás luego de evaluar la rendición de cuentas del período anterior.

Las observaciones tienen que ver con un conjunto de puntos "irregulares" para cuyos casos el Tribunal de Cuentas espera ahora un descargo por parte del Intendente Marcelo Carignani, el Presidente del Concejo Deliberante Mauricio Larroucau y otros tantos funcionarios municipales que el informe nombra puntual y detalladamente.

El Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires es el organismo que entiende sobre la administración de todos los organismos provinciales y municipales dentro del territorio bonaerense. Su función es la de controlar que no haya habido perjuicio económico contra el Estado.

El tema provocó un extenso debate en la sesión que el Concejo Deliberante celebró el jueves pasado, cuando el informe adquirió estado parlamentario. Uno de los concejales que intervino en la discusión fue el opositor Andrés Quinteros, quien ayer dialogó con EL NORTE.

"Es un durísimo informe respecto de la administración municipal durante el ejercicio 2008", opinó Quinteros, quien comentó que las más severas observaciones hechas a la Municipalidad tienen que ver con la adecuación de partidas presupuestarias, el diseño del Presupuesto 2008 y el tema de los concejales "incompatibles".

En el primer caso, el concejal opositor del desmembrado bloque frentista recordó que durante el ejercicio 2008 para que el Ejecutivo pudiera modificar sus partidas presupuestarias "tenía que mediar una autorización por parte del Concejo Deliberante, que es el organismo que tiene la facultad de transferir partidas".

Con un presupuesto oficial sin aprobación para el ejercicio 2008, el Departamento Ejecutivo debió administrar los bienes comunes sobre la guía del presupuesto 2007, que debió ser prorrogado.

La observación hecha por el Tribunal de Cuentas, tiene que ver con que aquella prórroga del presupuesto no estiró también el plazo del artículo a través del cual el Concejo delegaba al Ejecutivo la facultad de adecuar partidas. Por este motivo, durante el ejercicio 2008 el Ejecutivo debió haber consultado a los concejales antes de modificar el destino de sus recursos, cosa que no sucedió.

"Las ampliaciones y reducciones de partidas, que durante 2008 se hicieron por más de 20 millones de pesos, fueron realizadas sin un marco legal. A los ojos del Tribunal de Cuentas, eso es gravísimo", comentó Quinteros.

Presupuesto 2008

Otra de las observaciones que el organismo provincial presentó a la Municipalidad, tiene que ver con la confección del presupuesto diseñado por el Departamento Ejecutivo para el ejercicio 2008.

"El Tribunal de Cuentas le está diciendo al Ejecutivo: usted propuso un presupuesto desequilibrado. La ley dice que nadie puede aprobar un presupuesto donde los gastos son superiores a los ingresos", explicó el concejal opositor que en 2008 formuló uno de los votos negativos que dejó sin aprobación aquel cálculo de ingresos y recursos.

La observación tiene que ver con la circunstancia de que el Ejecutivo había estimado sus ingresos en base a un aumento de tasas que en aquel momento aún no había sido aprobado.

Quinteros comentó además que otras observaciones del Tribunal de Cuentas tienen que ver con el muy discutido y recordado asunto de las incompatibilidades de algunos concejales. "El Tribunal sigue considerando lo que ya consideró en su momento: que el Ejecutivo y el Concejo Deliberante debieron advertir sobre la situación de incompatibilidad de algunos concejales", advirtió Quinteros.

Comentá la nota