Los andinistas italianos se van hoy de Mendoza.

Después de haber estado varios días perdidos en el cerro Aconcagua, los tres andinistas italianos que sobrevivieron a la expedición en la que un compatriota y el guía mendocino Federico Campanini perdieron la vida, los deportistas abandonan la provincia ya recuperados físicamente.

Después de haber estado varios días perdidos en el cerro Aconcagua, los tres andinistas italianos que sobrevivieron a la expedición en la que un compatriota y el guía mendocino Federico Campanini perdieron la vida, los deportistas abandonan la provincia ya recuperados físicamente.

Los tres estuvieron más de una semana internados en el Hospital Italiano, en donde se les brindó atención médica, se los estabilizó y hoy se les dará el alta médica para que continúen en su país de origen con el tratamiento médico pertinente debido a las lesiones por congelamiento que sufrieron en los dedos de pies y manos.

Desde el centro asistencial informaron durante el fin de semana que Matteo Refigerato, Mirko Affasio y Marina Attanasio, serían dados de alta en las primeras horas de la mañana de hoy y emprenderían el regreso a Italia.

Luego de realizar los trámites correspondientes, los andinistas tomarán el vuelo de las 14 con rumbo a Buenos Aires, desde Ezeiza partirán hacia Roma en un vuelo Charter subvencionado por el Gobierno de Mendoza.

Ellos y la andinista que abandonó la expedición antes de hacer cumbre, Antonella Tanga, destacaron la labor “heroica” de la patrulla de rescate que los sacó del cerro.

En tanto, el cónsul de Italia en Mendoza, Prieto Tombaccini, señaló la intención de la familia de Elena Zenín, la joven que murió en el cerro, de enviar ayuda económica para construir un refugio en el Aconcagua, en agradecimiento y recuerdo.

Comentá la nota