os Andes lo mató.

B NACIONAL / INDEPENDIENTE (M) 3 - ALMAGRO 1L: Con la Cordillera de testigo, Almagro perdió ante Independiente en Mendoza y bajó a la B Metropolitana por la victoria de los de Lomas. Se fue el Tricolor.
El sufrimiento va por dentro. Las cabezas gachas y esas miradas al piso eran demostrativas de la amargura, que sólo pareció más leve porque la salida fue sin burlas de los mendocinos. Así se iban los protagonistas con esa histórica camiseta tricolor que hasta tiene un tango en su memoria. Se retiraban por la manga sin las lágrimas de los hinchas, que por esas raras determinaciones de reglamentos no permiten que haya visitantes. Ni para festejar campeonatos, ni para llorar descensos. Y en esta historia de la Primera B Nacional, Almagro ya se despidió tres veces en 12 años. Pero dos fueron para subir, para codearse con los grandes. Esta vez se tiró por el tobogán a la B Metropolitana. A esa división que despidió en 1996. Y en la cancha de Independiente Rivadavia, justamente este equipo que se armó para comerse a todos crudos y que no pudo ni con el Burrito Ortega, le tocó descender.

Almagro tuvo su momento en el primer tiempo y rápidamente Klusener tomó dormida a la defensa para el 1-0. Pudieron ser más si hubiese tenido más puntería. Pero sabía que Los Andes ganaba y se complicaba por más goles que metiera. En la Lepra, Quiroz mandó al equipo a buscar el partido. Se paró unos metros más adelante y el panorama empezó a mejorar. Llegó el empate de Caballero y todo fue más dinámico con Peralta y Rulo Romero en la cancha. Almagro ya estaba herido de descenso, lo sufría. Los dos goles restantes para el 3-1 sólo lastimaron más a un equipo abatido. Con el fondo de la cordillera de Los Andes (¡qué llamativo!), otro equipo llamado así lo condenaba.

Comentá la nota