"Andate Pipo"

"Andate Pipo"
ARSENAL 1 - RIVER 0: River volvió a perder y su gente pidió por primera vez la salida de Gorosito. Hasta anoche, el técnico seguía, pero nadie puede garantizar su continuidad.
No está al borde. A Gorosito ya le contaron hasta diez. Pipo está nocaut.

Su mensaje no le llega a los jugadores. Y el de la gente, por el momento, tampoco le llega al técnico. "Andate Pipo", explotaron los hinchas antes de la catarata de insultos. El DT se fue, sí, en silencio, pero con la promesa de que el martes dirigirá la práctica y el miércoles atenderá a la prensa. ¿Lo cumplirá?

¿Qué sentido tiene la continuidad de Gorosito? Que siga en el banco es estirar una innecesaria agonía. Por supuesto, que deje su cargo no significará que la defensa deje de cometer errores o que Fabbiani se transforme en goleador. A Copperfield no le interesa dirigir a River. Pero un cambio en la conducción descomprimirá una relación desgastada al punto que ya ni los más jóvenes están a gusto con él. Este River necesita un sacudón, aunque habrá que ver si la CD --con más ganas de que lleguen las elecciones que de tener que buscar otro entrenador-- da el paso que Pipo no da, al menos por el momento.

Gorosito se fue de Sarandí sin renunciar, pasó por la concentración del Monumental, pero a diferencia de Basile, no tuvo ninguna reunión ni amagó con irse. Es más, en el vestuario le manifestó todo lo contrario a Fito Cuiña, miembro del Consejo de Fútbol. A Aguilar ni lo llamo, aunque en Núñez no descartan que hoy sí se produzca ese llamado y luego se encuentren. En principio, el presidente mantiene su idea de llegar al final de su mandato sin cambiar de entrenador, pero el combo que genera la presión del resto de los dirigentes, las ya habituales derrotas, la explosión de lo gente y la falta de respuesta del plantel podrían modificar esa postura. De hecho, en los últimos días desde el Monumental llamaron a Astrada y también evaluaron otras opciones por si hay que salir a buscar un reemplazante (ver ¿Lo cubren con...).

El pedido popular para que se vaya Gorosito marca un quiebre, un hall en la tribuna simplemente porque a River le tocó ser visitante. Fue la primera vez que los hinchas le dedicaron un cantito al técnico. Nunca lo habían ovacionado ni insultado, su presencia siempre pasó inadvertida. Pero en Sarandí la gente explotó contra el técnico y también contra los jugadores, a los que le pidieron "sáquense la camiseta y dénsela a la hinchada que juega mejor". Después, los reclamos para todos fueron más directos, desde la baranda de la platea, mientras iban al vestuario. Y un pequeño grupo se quedó a esperar que se subieran al micro. Los minutos pasaban, la puerta seguía cerrada y la espera se alargaba. "Deciles que salgan, que la vergüenza ya la pasamos nosotros. ¡Salí, Néstor!", gritó un hincha indignado.

La excusa de las elecciones en tres meses es la más utilizada para justificar que la actual CD no puede contratar un nuevo DT. Pero no es excusa. A Ramón Díaz, en el 2001, lo contrataron, por un año, seis meses antes de la votación. ¿Qué más puede hacer Gorosito con un grupo que no reacciona ante sus palabras? ¿Con qué fuerza seguirá si sabe que no está en los planes de ningún candidato a presidente, pase lo que pase?

Con su doble eliminación en primera fase (Libertadores y Sudamericana), Gorosito igualó un récord de Passarella. El Kaiser, justamente, renunció el día después de perder contra Arsenal. ¿Pipo también lo copiará en eso?

Comentá la nota