Andalgalá: Perea no dará aumento

Acompañado por el asesor legal del municipio, Luis Garzuzi, el intendente José Perea dijo nuevamente ayer no al reclamo de los empleados municipales por el aumento de 200 pesos de septiembre pasado y explicó que dicho aumento fue "revocado por decreto y es retroactivo al primero de septiembre del año pasado" por lo cual no existiría para el intendente deuda alguna con los empleados.
Los fundamentos ofrecidos por el jefe comunal dicen que la ordenanza de adhesión al decreto municipal contenía en su cuerpo la cláusula que dicho aumento estaría supeditado a conseguir los recursos necesarios para otorgarlo. Es decir, preveía que la Provincia diera al municipio las partidas presupuestarias para afrontar el pago. Al respecto Perea expresó que "al no enviar los fondos la Provincia, es el Gobierno de la Provincia el responsable de habernos hecho endeudar. Por eso siempre le decimos al Gobierno que especifique quiénes van a recibir ese beneficio, y que no digan empleados públicos, porque con razón los trabajadores se creen con derechos. Pero después dicen paguen si es que tienen".

La semana pasada ingresó al CD una nota en la que se informaba a los ediles del decreto que revocaba ese aumento, y ayer, con una medida de fuerza activa por parte de los gremios municipales, el intendente anticipó que solicitará la conformación de una mesa de trabajo que incluya a los trabajadores "para que viajemos a Catamarca y solicitemos una audiencia con el Gobernador para ver de que manera ellos van a compensar lo que no enviaron".

Desde la oposición, el concejal Luis Valdez remarcó que "de ninguna manera un decreto está por encima de una ordenanza y aquí no se derogó ni se revocó ninguna ordenanza", manifestó ratificando la vigencia del aumento. "El intendente tuvo en su oportunidad el derecho de usar el veto y no lo hizo. Hoy es un problema del Ejecutivo conseguir los recursos para afrontar el pago", señaló Valdez.

Comentá la nota