En Añatuya, el sistema de entrega de bebés parece funcionar con naturalidad

LA VOZ DE SAN JUSTO y AM 1050 llegaron el jueves último a Añatuya para indagar sobre la posible trata de bebés y niños que se denunció en esta ciudad y otras localidades del norte argentino.
Apenas descendimos del automóvil supimos de la aridez del paisaje del sur del territorio de Santiago del Estero y sobre todo, cómo castiga el clima cuando el termómetro marca 50 grados. Muchas calles de tierra, casi la mayoría, un pequeño centro atestado de bicicletas y transeúntes que miran con curiosidad a quienes no reconocen como vecinos del lugar, negocios con su mercadería expuesta al mejor estilo de las ciudades fronterizas de cualquier país, colores estridentes que resaltan las paredes de algunos negocios entre tantas viviendas humildes con frentes tan descascarados que ya ni se puede adivinar el color original.

¿Cuánto cuesta un bebé rubio y sano?

El periodista Aldo Sanagua se ha impuesto la misión de sacar a la luz supuestas entregas irregulares de niños. Su postura le ha costado varios enemigos en Añatuya, según dice.

En diálogo con LA VOZ DE SAN JUSTO y AM 1050, Sanagua dio detalles sobre la trama que hay detrás de un tema que produce escalofríos: "el tráfico de bebés es muy común en Añatuya. Se venden alrededor de 2 criaturas por día o sea 17 por semana, ellas nacen en Añatuya pero inmediatamente desaparecen sin siquiera pasar por el Registro Civil".

Comentá la nota