Se analizan dos variables para normalización del PJ

Se analizan dos variables para normalización del PJ
Un congreso nacional o una comisión de acción política son las alternativas que ronda la cabeza de algunos dirigentes. Reaparece Duhalde.
La realización de un congreso nacional o la conformación de una comisión de acción política, son las dos variantes que se analizan en el peronismo, con vistas a superar la severa crisis de legitimidad política que se registra en esa fuerza, luego de la dura derrota del domingo.

Esas dos posibilidades rondan por las cabezas de alguno de los principales dirigentes peronistas, entre los que hay ganadores y derrotados el domingo.

El objetivo del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, que se define como un "articulador" en convocar próximamente al Consejo Nacional Justicialista, para que sea el que designe una comisión de acción política.

Sin embargo, según se hizo saber a DyN, la idea de la comisión de acción política es la que menos entusiasma a algunos sectores, aunque no significa que ya se la haya dejado de lado.

En tanto el Frente para la Victoria, el sector que lidera Néstor Kirchner, se reunirá a mediados de este mes, para realizar catarsis, luego del severo revés en los principales distritos del país.

Desde un sector del kirchnerismo bonaerense se dice que primero hay que reordenar el gobierno, luego los bloques parlamentarios, lugar donde los diputados que se les vence el mandato en diciembre y no fueron reelectos también entraron en rebelión, y por último el partido.

"Hay que pasar estos días de luto y las vacaciones. Por lo tanto, en agosto habrá un panorama más claro", explicó ese mismo vocero.

Funcionarios, dirigentes y legisladores kirchneristas vienen intercambiando llamados y realizando breves reuniones, ocasión en la que lanzan opiniones, reproches, pases de facturas y marca de errores propios y ajenos.

Otro dato no menor es que hoy, regresa al país Eduardo Duhalde luego de haberse ausentado hacia el final de la campaña electora. Viene para mantener una serie de encuentros con dirigentes peronistas de la provincia de Buenos Aires y de otros lugares del país, con vistas a incidir en el justicialismo, envuelto en una profunda crisis interna.

En tanto, Scioli, sin ocultar su molestia, rechazó versiones sobre las fuertes presiones internas que estaría enfrentando para que renuncie a la conducción partidaria por ser "parte de la derrota". No puedo contestar todo lo que publican los medios, dijo Scioli. "Es una telenovela que se va armando", se quejó el mandatario.

Aunque Scioli lo niegue y reniegue, la derrota kirchnerista del domingo convirtió al PJ en un hervidero. A las demandas de recambios con transición corta, se sumó ayer un almuerzo organizado por, Antonio Cafiero en un restaurante del Círculo de Gendarmería. Allí, ante un centenar de comensales, el peronista disidente, Felipe Solá, insistió en "que nunca más se designe a dedo" a los conductores del PJ y dijo que "si no hay elecciones internas hay que explorar otro camino". Otro camino significa armar una fuerza por afuera del partido que ahora conduce Scioli.

Francisco de Narváez también sumó su parecer: "Siempre se ordena la política desde quienes han salido victoriosos de las elecciones, y nunca desde quienes han salido derrotados", en alusión a Scioli.

Comentá la nota