Analizan usar plata de la soja para reforzar salarios

Se evalúa en Neuquén a partir de una especie de "enroque", liberando partidas destinadas a obras públicas, que no se financiarían con fondos ordinarios sino con lo que se reciba en aportes nacionales. Esa diferencia podría aplicarse al pago de una suma fija.
Hay una versión que no se confirma oficialmente aunque se sabe que existe al menos como posibilidad, y que consiste en una "trampita" para hacer aparecer recursos que hoy no están en el presupuesto neuquino y poder así mejorar los salarios de los empleados públicos, aunque sea con un aporte "de emergencia", que no pasaría de los 200 pesos como suma fija.

El diputado justicialista Ariel Kogan la "blanqueó" -asegurando de paso que no está de acuerdo- pocas horas de la reunión de comisión de Presupuesto y Hacienda en la Legislatura provincial. "Creo que más que debatir el presupuesto, el oficialismo quiere avanzar con la asignación de recursos que provendrán de las retenciones a la soja", dijo Kogan a periodistas de este diario.

Concretamente, lo que se indica como una movida posible es suplir con esos fondos nacionales partidas del presupuesto ordinario destinadas a obra pública. Como "la plata de la soja" no se puede usar en gastos corrientes, se aplicaría a reemplazar los fondos ya asignados en el proyecto de presupuesto. El enroque permitiría que una cantidad estimada en 100 millones de pesos quedara "libre" para disponer como gastos corrientes, eventualmente para ser utilizadas en la masa salarial.

La liberación de fondos en esa cantidad implicaría la posibilidad de destinar para los empleados públicos un refuerzo salarial de no más de 200 pesos al mes, como asignación no remunerativa y no bonificable, siguiendo el camino de lo hecho por Río Negro, y en la misma senda que transitó ya el municipio de San Patricio del Chañar para solucionar el conflicto con los empleados municipales.

Comentá la nota