Analizan subas de hasta 25% en trenes, colectivos y subtes

El Gobierno diseñó un nuevo esquema tarifario con las empresas; se aplicaría la semana próxima
Apremiado por problemas financieros y ante inminentes aumentos salariales para el personal del transporte, el Gobierno elaboró, en conjunto con varias empresas del sector, un plan de aumentos tarifarios de hasta 25% para trenes, colectivos y subterráneos, que podría aplicar desde la semana próxima.

La medida suscitó en los últimos días discusiones dentro de la propia Secretaría de Transporte, que conduce Ricardo Jaime, uno de los funcionarios de llegada directa al ex presidente Néstor Kirchner. Y fue diseñada por un equipo de técnicos conducido por la directora de Coordinación de la Secretaría, Graciela Cabaza. Según afirmaron a LA NACION dirigentes cercanos a las negociaciones, la decisión se tomó en un contexto de enérgicos reclamos empresariales para que el alza empezara a regir lo antes posible, ante la cercanía de las paritarias del mes próximo.

En principio, la fecha fijada era el sábado próximo. Pero como la Comisión Nacional de Regulación del Transporte obliga a las compañías a informar a los pasajeros acerca de cualquier aumento con diez días de anticipación, en el sector especulan con que el plazo de aplicación sería la semana próxima.

Así, lo acordado, que espera la firma de la presidenta Cristina Kirchner, es que el boleto de colectivo pase de $ 0,90 a $ 1,10 para la primera sección de recorridos urbanos y de $ 1,25 para la segunda. En el caso de los subterráneos, el pasaje subirá de 0,90 a 1,10; en el Premetro, de 60 a 70 centavos, y en los trenes, el alza sería de casi 25% para todas las secciones. El Gobierno les pidió a las empresas que el nuevo esquema redondeara las tarifas para las que se necesitaban monedas de 5 centavos. Así, por ejemplo, los tramos que cuestan 65 centavos costarán ahora 80 centavos.

En la Secretaría de Transporte contestaron a LA NACION que no harían declaraciones al respecto y que ni siquiera estaban en condiciones de confirmar las subas. Pero el borrador con el nuevo cuadro tarifario ha circulado ya por muchas manos en el sector y en la misma dependencia de Jaime.

Según los técnicos que trabajaron en la iniciativa, con esta decisión el Gobierno pretende ahorrar $ 800 millones de pesos al año en subsidios. De todos modos, es probable que las nuevas demandas salariales del personal del transporte se lleven gran parte de los nuevos fondos. Los reclamos gremiales podrían derivar en nuevos incrementos de alrededor del 20% para los sueldos del personal.

Se trata, en realidad, de algo que ya ocurrió el 1° de enero del año pasado, cuando los pasajes de trenes, subterráneos y colectivos subieron entre 13 y 29%. El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, había dicho días antes que la decisión le permitiría al Estado ahorrar unos $ 600 millones en subsidios. Pero el incremento salarial concedido tres meses después insumió costos por $ 350 millones, que obligaron al Gobierno a volver a subir la asistencia al sector.

La lógica gubernamental es no asustar con los aumentos. De ahí el argumento de De Vido para los recientes incrementos tarifarios en gas y electricidad, muchos de los cuales triplicaron las facturas en los hogares: un supuesto ahorro, dijo, para el Tesoro nacional. En todos los casos, el énfasis utilizado fue el mismo que había empleado, un año antes, para negar la posibilidad de alzas.

"Compensar de alguna manera"

La preocupación por las presiones salariales fue referida ayer por Daniel Millaci, presidente de la Cámara Empresaria del Autotransporte de Pasajeros, entidad que agrupa a las líneas de colectivos. "Desde junio se viene discutiendo un incremento de los costos en los colectivos, que evidentemente hay que compensar de alguna manera", dijo Millaci al canal de televisión TN, aunque aclaró: "No tenemos certeza de que va a ser a través de un aumento de tarifas". Otros empresarios de transporte confirmaron a LA NACION la existencia del borrador con los nuevos valores.

"De acuerdo con nuestro punto de vista -siguió Millaci- sería lo más correcto empezar, para que las tarifas lleguen a valores un poco más normales, porque las tarifas de colectivos, trenes y subtes, evidentemente, son las que más atrasos tienen. La realidad es que las tarifas de los servicios públicos de transporte de pasajeros han sido las únicas que no se han incrementado en los últimos siete años."

Los empresarios tienen además un próximo pedido para la Secretaría de Transporte, dependencia con la que mantienen una buena relación: la modernización de parte de la flota. "Creemos que deberíamos tener un plan para la renovación de unidades -dijo Millaci-. Hay que renovar alrededor de 4000 unidades en los próximos dos años; para eso se necesita que las empresas tengan ingresos suficientes como para poder hacer frente a esas inversiones."

25 %

Para todos los servicios

Es el alza que tendrán las tarifas de trenes, colectivos y subterráneos en los próximos días.

$ 1,10

Boleto de colectivo

Es lo que costaría el pasaje para el primer tramo de un recorrido, según el nuevo esquema tarifario diseñado por el Gobierno. Hoy cuesta 90 centavos.

$ 1,25

Boleto de colectivo

Es el valor que tendría el nuevo pasaje para el segundo recorrido urbano, hasta ahora de un peso.

$ 1,10

Boleto de subterráneo

Sería el costo del pasaje para toda la Capital Federal con el nuevo cuadro tarifario. Hoy cuesta 90 centavos.

$ 800

Millones

Es el monto que el Estado pretende ahorrar en subsidios, aunque sería menor por los aumentos salariales.

Comentá la nota