Analizan proyecto de ley que regula la actividad de los agricultores semilleros

En el marco de una reunión conjunta de las comisiones legislativas de Legislación y Asuntos Constitucionales y de Hacienda y Presupuesto, recibieron a las autoridades del Instituto Semillero y también a productores del rubro, para analizar un proyecto de ley, autoría del diputado Javier Ruiz, que regula la actividad de los agricultores semilleros.
En el marco de una reunión conjunta de las comisiones legislativas de Legislación y Asuntos Constitucionales y de Hacienda y Presupuesto, sus integrantes, recibieron la visita de autoridades del Instituto Semillero, como también de productores del rubro, para analizar un proyecto de ley, autoría del diputado Javier Ruiz, que regula la actividad de los agricultores semilleros.

Del encuentro tomaron parte los legisladores Daniel Tomas, Javier Ruiz, Antonio Salvá, Lucía Gómez, Lucía Sánchez, Julio Coll, Gabriel Pacheco, Emilio Fernández, José Amadeo Soria, Jorge Espejo y Armando Campos.

En tanto que concurrieron a participar de la reunión la directora del Instituto de Desarrollo Agroindustrial Hortícola Semillero, licenciada Gloria Tropea; el presidente de la Asociación Sanjuanina de Productores de Semillas (ASPROSEM), Antonio Sánchez; el vicepresidente de la entidad, ingeniero Alfredo Figueroa; los ingenieros Rodolfo Pósleman y Alejandro Acosta (especialista y exportador de la cooperativa San Juan de la Frontera) y el licenciado Adrián Alonso, consultor del proyecto Prosap.

Los visitantes aludieron a la necesidad de establecer en el proyecto de ley, una distancia mínima de 1.500 metros entre plantaciones de semillas de idéntica especie pero diferente variedad, por lo cual, explicaron que esa superposición de cultivos sumado a la acción de las abejas y el viento, provocaba serios perjuicios que inciden en forma directa en la calidad de las semillas.

Esto es, en aquellas plantaciones donde se poliniza con la abeja como agente principal, es fundamental establecer una distancia para evitar la contaminación (o sea degenerarlas entre sí) cuando hay dos cultivos que son vecinos o cercanos.

Explicaron que ello se debía a que hace alrededor de unos veinte años en las superficies cultivadas las variedades eran escasas, pero hoy, el mercado internacional y el propio, están exigiendo nuevas variedades ya sea de cebolla, zanahoria o alfalfa, entre otros.

Los representantes de ASPROSEM indicaron que habían realizado un mapa local del sector semillero, con puntos medidos con instrumentación satelital (GPS), a partir de la proyección formulada en base a datos aportados por los propios productores, a partir de un subsidio de 45 mil pesos que otorgó la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Agroindustrias, a partir de lo cual San Juan es la única provincia que posee un trabajo de esta naturaleza.

Destacaron además que la asociación cuenta con 39 asociados, entre ellos Fecoagro, que reúne a 22 cooperativas y posee más de cuatrocientos asociados.

Por su parte, los legisladores destacaron la importancia del Registro Único de Productores Agropecuarios (RUPA), hecho que fue enfatizado por los visitantes, y señalaron que continuarán con el análisis y estudio de este proyecto para su redacción definitiva.

Comentá la nota