Analizan una propuesta privada para trasladar la Terminal de Ómnibus.

Ingresó al Concejo Deliberante y consiste en reubicarla sobre la Avda. Siete Lagos. Sería una alternativa provisoria y el Municipio no aportaría fondos, sino que le daría índices urbanísticos extraordinarios. Lo conflictivo del tránsito en ese punto, junto a un Supermercado y una Estación de Servicio, sería el primer inconveniente a resolver.
Una propuesta privada para trasladar la Terminal de Ómnibus a un predio ubicado sobre la Avda. Siete Lagos al 700 fue presentada ante el Concejo Deliberante.

La iniciativa lleva la firma de Washington Barreiro quien tendría a su cargo toda la inversión para adaptar la construcción a las normativas que se exigen ara este tipo de actividad, en cambio tendría como beneficio la modificación de los indicadores urbanísticos vigentes, aunque no se aclara si también tendrá la explotación comercial del lugar.

"Una propuesta factible y atractiva"

El proyecto fue realizado por el arquitecto Goñi y tiene el visto bueno de la Secretaría de Planificación que conduce el arquitecto Carlos San Martín.

Desde el Poder Ejecutivo se anticipó que "la propuesta es factible y atractiva, aunque no coincida con las líneas generales de nuestro Máster Plan, ni se encuadre en la normativa vigente".

El Municipio deberá abrir una arteria con la calle Quintana en la parte posterior del loteo, y gestionar el redimensionamiento de la red cloacal, y la conexión al sistema que, según informó desde el gobierno de la UVAC, se encuentra en período de licitación.

El primer inconveniente: un "nudo" vehicular

Entre los primeras observaciones que recibió el proyecto, se destacó el "nudo" vehicular que se produce en ese mismo lugar ante el ingreso y egreso de vehículos de la Estación de Servicio y el Supermercado que se encentran al lado del lote propuesto.

Esta idea se contradice con el objetivo tantas veces difundido, de trasladar fuera del área céntrica el intenso tránsito que se produce por los colectivos, tanto urbanos, como interurbanos, turísticos e internacionales. Además se le agrega la parada de taxis y los autos particulares que se dirigen a la Terminal por distintos motivos.

Como solución a este problema el arquitecto San Martín planteó ante la Dirección Nacional de Vialidad, la posibilidad de construir una rotonda u otro sistema que permita ordenar el intenso tránsito que se producirá en ese sector.

Comentá la nota