Analizan políticas de empleo para beneficiarios de planes sociales

El objetivo es unir las capacidades de los desocupados con las necesidades del mercado laboral. Para ello el municipio implementa diversos programas nacionales en la Oficina de Empleo. De mil beneficiarios del Seguro de Capacitación y Empleo, casi 500 tiene estudios secundarios completos.

El intendente Mario Barletta y funcionarios de su Gabinete se reunieron hoy al mediodía con el subsecretario de Empleo de la Nación, Matías Barroetaveña, y analizaron el desarrollo de cursos de capacitación para el trabajo y de políticas de empleo joven para la ciudad de Santa Fe.

El encuentro tuvo por objetivo avanzar en las propuestas proyectadas por el municipio para el año 2009 y evaluar la factibilidad de su financiamiento desde los programas nacionales.

El funcionario nacional recibió un detallado informe sobre las acciones que llevó adelante la Oficina de Empleo del municipio local y los proyectos para el año próximo. Incluye además datos del relevamiento sobre la situación de beneficiarios del Seguro de Capacitación y Empleo (SCyE), que realizó la Subsecretaría de Educación dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social.

Con el objetivo de relevar la situación de las 1684 personas que al comienzo de esta gestión estaban adheridas al SCyE (y previendo que a una gran parte de ellas se les vencía el convenio entre los meses de julio, agosto y septiembre de 2008), el 25 de febrero se lanzó una convocatoria. La finalidad era actualizar las historias laborales de los asegurados identificando sus trayectorias ocupacionales y educativas, con el objetivo de orientar las acciones de la Oficina de Empleo en función de sus perfiles.

El relevamiento se realizó a través de las cuatro ventanillas descentralizadas de la Oficina y en su sede central. De los 1633 asegurados que aparecen en el padrón del mes de abril (de los cuales aproximadamente el 70% son mujeres), se presentó a la convocatoria el 60%: 190 del Distrito Noroeste; 329 del Distrito Norte; 111 del Distrito Este; 252 del Distrito Sudoeste; 118 del Distrito Centro, sede de la Oficina de Empleo.

Deficiencias detectadas

Además de obtener datos sobre el nivel de instrucción y la situación laboral de los beneficiarios (Ver infografía), el contacto directo con los asegurados permitió identificar algunas debilidades vinculadas a los servicios de la Oficina de Empleo.

Por ejemplo, se evidenció que las capacitaciones eran insuficientes, no sólo en cuanto a la cantidad sino también en relación al género. La mayoría de ellas estaban orientadas a oficios que tradicionalmente están vistos como “de hombres”.

Además, en algunos casos no respondían a las necesidades del mercado de trabajo local, como los cursos orientados a la gestión de dependencias públicas; protocolo, etc.

Se detectó una falta de seguimiento del asegurado. Si bien el programa prevé un sistema de seguimiento a través de las citas, la interpretación de que el cumplimiento de las mismas era responsabilidad sólo del asegurado impidió que desde la Oficina se dispusieran estrategias que posibilitaran una comunicación más fluida. Tampoco se realizó un seguimiento a los emprendimientos derivados de la aplicación del Programa de Inserción Laboral -PIL-, línea autoempleo y la información acerca de los alcances del SCyE era inadecuada .

Optimizar la Oficina de Empleo

Ante la necesidad de optimizar los servicios de la Oficina de Empleo se definió una metodología de trabajo y se distinguieron tres grupos: los asegurados 2006-2007 que se encuentran desocupados y que asistieron a la convocatoria; los beneficiarios del Plan Jefes y Jefas de Hogar Desocupados, en virtud de que son potenciales asegurados; y los desocupados en general.

Para los asegurados 2006-2007 que se encuentran desocupados, se definieron las siguientes acciones: darles prioridad para la realización de capacitaciones; brindarles toda la información necesaria sobre la oferta de formación para el trabajo existente en la ciudad; darles prioridad en acciones de intermediación laboral y citarlos semanalmente para organizar con ellos una agenda de búsqueda de empleo.

En relación al segundo grupo, y en consideración a que las potencialidades del SCyE no fueron aprovechadas en su totalidad, se solicitó a Gerencia el listado de personas beneficiarios del Plan Jefes cuyos hijos tienen 16 y 17 años a fin de convocarlos (tarea que actualmente se está haciendo) para integrarlos a los servicios de orientación laboral. Esta tarea permitirá trabajar más tiempo sobre el perfil ocupacional de las personas, sobre sus necesidades e intereses, a fin de efectuar un diagnóstico que posibilite realizar ya en el marco del SCyE- buenas derivaciones, y al mismo tiempo abrirá el camino de un verdadero acompañamiento en el armado de sus propios proyectos ocupacionales.

Asimismo, a los desocupados en general y beneficiarios de otros planes sociales también se les ofrecen los servicios de la Oficina de Empleo, por cuanto el objetivo central de la Subsecretaría de Educación Programa de Equidad Educativa-, es posibilitar que las personas desocupadas o subocupadas puedan dar un salto cualitativo tanto en su situación laboral como en el orden personal.

Comentá la nota