Analizan medidas para atraer a los poteros.

 Analizan medidas para atraer a los poteros.
LA CRISIS EN LA PESCA

La Administración Portuaria bajaría aranceles y negociaría para reducir los costos de transporte. La estiba mantendrá sus tarifas. Piden que se reimplementen los reembolsos por puertos patagónicos

En un escenario complicado por la crisis financiera internacional y la difícil situación de la pesca en general, Benigno Arrighi, el secretario general del SUPA (el gremio de la estiba) destacó que se están analizando una serie de medidas para atraer a los buques poteros a Puerto Madryn.

En este sentido, destacó que desde hace varios días el SUPA viene tratando el tema con autoridades municipales –por pedido del intendente Carlos Eliceche- y con autoridades del puerto local; para ver cómo se pueden ofrecer ventajas que atraigan a los buques.

Por un lado, la Administración Portuaria podría reducir costos operativos a los poteros que operen en el muelle Storni; negociando a la vez con las transportadoras para que bajen también sus tarifas desde Madryn. Por su parte, los estibadores ya dejaron en claro que no habrá discusión salarial por lo menos hasta agosto.

La medida definitiva, de todos modos, debería tomarla el gobierno nacional: la reimplementación de los reembolsos por puertos patagónicos. Y así –resaltó Arrighi- los puertos de Santa Cruz, Chubut y Río Negro recuperarían su competitividad con el de Mar del Plata.

CUESTION DE COSTOS

Tal como informó EL CHUBUT en su edición de ayer, el puerto marplatense logró concentrar la actividad de los poteros en los últimos meses, situación que despertó el alerta en los puertos patagónicos que vieron mermar su actividad.

Arrighi señaló que las ventajas que ofrece el puerto de Mar del Plata no son tanto por los costos de la estiba sino por los del transporte: 80 dólares más por tonelada transportada, operando desde Madryn. En este sentido, señaló que autoridades de la Administración Portuaria ya habrían tomado contacto con la empresa Maersk y harían lo propio con Maruba y Hamburg Sud; para ver qué se puede hacer para bajar esa diferencia.

En cuanto a la diferencia de costos de la estiba, Arrighi dijo que “en Mar del Plata trabajan en negro” y destacó que “en Chubut los estibadores están en blanco”.

En Madryn unas 400 familias viven de la estiba, y el año pasado ya notaron una baja en sus ingresos respecto a temporadas anteriores. Uno de los sectores más afectados es el de los trabajadores que operan con los buques fresqueros: llegaron a estar 50 días parados, sin ingresos. Actualmente, las empresas de estibaje están tratando de estirar los plazos en los pagos.

El panorama no es alentador. En la pesca, la cuota de merluza está muy acotada, el calamar (que el año pasado tuvo bajo precio) este año aún no tiene precio fijo y los tangoneros cortaron antes su temporada. Además, hay pesqueras –en distintos puntos del país- con las cámaras frigoríficas saturadas: no tienen quién les compre la mercadería.

Comentá la nota