Analizan instalar en Mendoza una planta para fabricar notebooks y PCs

La dueña de la marca Banghó quiere poner un pie en Cuyo para hacer los productos que demanda la región. Nuestra provincia cuenta con ventajas, pero San Juan y San Luis también ofrecen beneficios.
"Queremos construir lo antes posible nuestra planta Cuyo destinada a la producción de computadoras y notebooks de nuestra marca Banghó. Si bien la decisión de invertir ya está tomada, estamos evaluando lugares posibles para la planta".

La afirmación de Ricardo Castro, director de sucursales de PC Arts, es contundente y Mendoza es una seria candidata a ser el sitio elegido para la construcción de la planta de producción de notebooks Banghó que abastecerá a la zona Cuyo. El detalle no es menor teniendo en cuenta que, solamente para este año, PC Arts planea facturar 180 millones de dólares a nivel nacional (ver aparte).

Pero Mendoza como posible sede para la planta de fabricación no está sola; lo cierto es que San Luis, con su plan digital, y San Juan también pelean para dar lugar al aterrizaje de la firma y su propuesta de producción de tecnología de la información.

"Estoy manteniendo reuniones con autoridades de los gobiernos de esas provincias. Y si bien la decisión de invertir ya está tomada, aún no tenemos el 100% de seguridad de si será Mendoza la elegida, ya que hay provincias vecinas que también poseen propuestas integrales y atractivas de desarrollo para nuestra industria", apuntó Castro.

Uno de los incentivos que tiene nuestra provincia es la ley 8.019, que ofrece crédito fiscal y eximición de impuestos por diez años para la radicación de empresas de base tecnológica que generen empleos genuinos. Este beneficio ha posibilitado que se desarrolle un polo muy fuerte de empresas de servicios informáticos que exporta buena parte de su producción.

Además de la decisión de invertir, también existen certezas sobre el monto mínimo que demandará la construcción de la planta, a la que según el ejecutivo se destinarán no menos de 500 mil dólares.

"También habrá inversiones indirectas, ya que deberemos traer más mercadería y materia prima hacia Cuyo. Este proyecto demandará más fuentes de trabajo. En Córdoba, nuestra planta a nivel de trabajadores emplea a más de 50 personas. Seguramente la planta de Cuyo demandará una cantidad similar", señaló Castro.

A propósito, en Mendoza, actualmente, PC Arts emplea más de 23 trabajadores que están abocados al área de distribución y comercialización de las computadoras Banghó y también de otras marcas importadas.

Según explicó el ejecutivo, la necesidad de invertir en una nueva planta obedece a que PC Arts enfrenta una demanda creciente de sus productos informáticos y, por otra parte, que cada mercado posee sus propias preferencias de producto.

"En Mendoza, y a diferencia de Buenos Aires, los usuarios eligen más las notebooks con un monitor de 14 a 15 pulgadas y con precios que arrancan desde los 3 mil pesos. En cambio, en otras plazas se privilegia lo pequeño y liviano, así las notebooks y netbooks con pantallas de 12 pulgadas son las preferidas por los usuarios en Capital Federal. La planta de fabricación en Cuyo también responde a esa necesidad de atender una demanda creciente y con gustos propios muy definidos que posee la región", precisó Castro.

Finalmente, el otro efecto amable que posee la instalación de la planta es que se cree que producirá un "efecto contagio" en otras firmas del rubro.

"Nuestra inversión genera, además de empleo, un cierto nivel de capacitación. Seguramente va a haber un antes y después de nuestra llegada, ya que otras empresas se sumarán a nuestra apuesta. Nosotros, por nuestro tamaño, tenemos fuertes lazos comerciales con firmas de primera línea como Motorola, Intel y Microsoft, quienes son socios estratégicos a la hora de realizar convenios de capacitación con otras empresas y universidades. Obviamente, todo esto puede dar un trasfondo de desarrollo muy interesante para una región", concluyó Castro.

Comentá la nota