Analizan conformación de una lista kirchnerista

Alternativa: el panorama electoral pampeano no ofrece -por ahora- claras alternativas en defensa del Gobierno Nacional, porque el PJ, lejos de ello, ha presentado a sus postulantes como presuntos garantes de la "defensa del interés provincial" pero sin jugarse demasiado a fondo en el respaldo a la presidenta.
La ausencia de candidatos pampeanos que respalden claramente al Gobierno Nacional mantiene en alerta a aquellos sectores políticos que, aun fuera del justicialismo, reivindican algunas de las políticas esenciales del kirchnerismo. Y hay contactos para ver si es posible construir -antes del próximo 28 de abril, cuando vence el plazo para la presentación de listas- una nómina que refleje esas ideas.

Además del Partido del Frente -que localmente es miembro del FrePam pero ya anunció que esta vez no integrará ese espacio con vistas a las elecciones nacionales- aparecen otros sectores políticos, que van desde peronistas descontentos con la estructura del PJ pampeano hasta el Partido Humanista.

Eso incluye especialmente al Frente Para la Victoria, sello todavía con vigencia en La Pampa y que cosechó representación institucional en algunos puntos de la provincia. En las últimas elecciones (2007), entre los candidatos de ese espacio estuvieron -entre otros- Mireya Regazzoli, Stella Maris García, Delia Gette, Eduardo Tindiglia y Juan Carlos Suárez.

Desde ya que la empresa no parece fácil, no sólo por el protagonismo de variadas vertientes ideológicas y personales, sino porque son un momento y un territorio difíciles para algunas políticas K. Por ejemplo, se interpreta que la presencia del conflicto agropecuario, en el caso puntual de La Pampa, puede ahuyentar apoyos. Así es que, por ejemplo, algunos dicen en el justicialismo que el respaldo a los K no es tan claro más por razones estratégicas que de convicción.

En varias provincias, frente a la elección del próximo 28 de junio, han surgido espacios kirchneristas de manera independiente a las listas del PJ. Santa Fe es, tal vez, el ejemplo más importante: allí, el candidato del PJ Carlos Reutemann confrontará con el postulante K Agustín Rossi (con el sello del Frente Para la Victoria), además del socialismo de Rubén Giustiniani.

¿Puede ocurrir algo parecido en La Pampa, frente a la decisión del PJ de promover candidatos que más que apoyar las políticas nacionales se presentan como "defensores de los intereses de la provincia"?

Las conversaciones existen. Hoy habrá una reunión del Partido del Frente que puede resultar clave para definir si ese espacio acude por su cuenta a las urnas o si mira el partido de afuera.

Las posiciones están encontradas: hay quienes sugieren no intervenir, porque consideran que la elección sólo puede arrojar pérdidas y, además, porque una campaña hasta podría poner en riesgo la supervivencia del FrePam; otros -con el ex diputado nacional Santiago Ferrigno como cara visible- creen que lo mejor sería presentarse como una especie de "tercera vía".

Los contactos del Partido del Frente con el llamado Movimiento Nacional y Popular en La Pampa no son ningún secreto.

Esa agrupación, al estilo de "Carta Abierta", está conformada por referentes sociales y dirigentes gremiales o de otros sectores que coinciden "críticamente" con políticas del gobierno central. Se nuclean, por ejemplo, dirigentes de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), vinculados a la Cooperativa Popular de Electricidad o que militaron y/o militan en partidos políticos; por ejemplo, Alejandro Socolovsky, ex dirigente de la Coalición Cívica; o Miguel García, militante justicialista.

A su vez, el "Movimiento" tiene llegada al Gobierno Nacional a través de dirigentes pampeanos bien

contactados allí, como Rafael Follonier y Juan Miguel Abdo, ambos vinculados al marinismo.

Comentá la nota