Analizan compensar a los puertos afectados por la suba de impuestos

Horas después de convertida en ley la reforma impositiva bonaerense, funcionarios, legisladores y administradores de puertos empezaron a buscar alternativas para evitar un daño a la competitividad de las terminales.

El gobierno bonaerense compensará al sector portuario que se verá afectado por las nuevas tasas a la carga y descarga de mercadería. Los funcionarios negaron ayer que las modificaciones contemplen una rebaja en la tasa del impuesto y, en cambio, hablaron de otras alternativas.

Según trascendió la corrección a la norma estaría basada en la capacidad contributiva de cada puerto. Es decir, en función del costo fijo del valor operativo y el promedio de la actividad. Esta opción no fue confirmada oficialmente y desde la Gobernación insistieron en que el anuncio sobre lo pactado lo realizará el propio gobernador Daniel Scioli la semana que viene, tras su regreso de Miami donde participará de la Conferencia de las Américas.

Ayer, funcionarios de primera línea, senadores, diputados y representantes de seis puertos provinciales se reunieron para acercar posiciones con respecto al posible cambio normativo que garantice la competitividad de los puertos y al mismo tiempo mantenga en niveles deseables el aumento en la recaudación. Tal como fue aprobada la reforma, el gobierno planeaba recaudar entre 500 y 800 millones de pesos anuales por este impuesto.

En el encuentro de ayer, que duro alrededor de tres horas, los presidentes de los consorcios portuarios de Mar del Plata, Quequén, Bahía Blanca y San Pedro y los delegados administrativos de Dock Sud y Paraná Interior advirtieron al titular del Arba, Rafael Perelmiter, y al ministro de Producción, Marín Ferré, sobre los problemas que podría llegar a ocasionar la aplicación del nuevo impuesto.

En cambio desde el gobierno sostuvieron que ?hubo un sinceramiento de los portuarios con respecto a su situación fiscal?.

De todas formas, el titular del Arba aseguró tras la reunión que están ?en tren de consenso? para alcanzar un equilibrio entre lo que pretende recaudar la Provincia y la garantía de no afectar la actividad del sector. ?Estamos estudiando nuestras propuestas y las propuestas que nos llegan?, dijo Perelmiter y aseguró que las medidas ?se van a conocer rápido?.

Es que la ley aprobada el miércoles habilita al Ejecutivo a cobrar este impuesto a partir de la promulgación. Se trata de un incremento a los Ingresos Brutos a las cargas superiores a 500 kilos que transiten por los puertos bonaerenses: 6 pesos por cada tonelada cargada (exportación), 18 por cada tonelada descargada (importación) y 3 pesos por cada tonelada removida.

Al respecto, el diputado oficialista Daniel Rodríguez añadió que habrá mas reuniones, coordinadas por la cartera de Producción, en donde se seguirá debatiendo ya que son varias las alternativas que se pueden estudiar. ?Me parece una actitud sana? por parte del Ejecutivo, dijo el legislador marplatense para que ?de aquí en más ver qué actitud tomar con respecto a estas cuestiones que han tenido sus quejas?.

Morigerar el impacto negativo

Al mediodía el gobernador Daniel Scioli había comunicado su voluntad de reglamentar la reforma impositiva morigerando el impacto en las terminales portuarias. También informó a los presidentes de ambas Cámaras Legislativas que trabajaría en una ley correctiva.

Con ese objetivo, por la tarde, se reunieron además de Ferré, Perelmiter y Daniel Rodríguez, el subsecretario de Actividades Portuarias, Luis Abot, el senador Javier Massa y los diputados Carlos Bonicatto y Julio Pángaro.

En representación de los puertos estuvieron los presidentes de los consorcios de Gestión de Mar del Plata, Eduardo Pezzatti; Quequén, Ernesto Costanzo; de Bahía Blanca, Jorge Otharán; San Pedro, Mariano Veiga; La Plata, Daniel Rodríguez Paz; y los delegados administrativos de Dock Sud, Ezequiel Kristof; y Paraná interior, Luis Herrera.

Comentá la nota