Analizan acudir a la Corte para dirimir si se puede aumentar el número de diputados.

La propuesta del Frente Unión por San Juan no cayó bien en el oficialismo. Quieren ver si a través de una acción declarativa de certeza se debata el tema de la base de representación proporcional.
La propuesta de bajar la base de representación proporcional modificada en 2003 por el gobierno de la alianza, iniciativa presentada por el frente Unión por San Juan, ha despertado postura disímiles y de variada naturaleza. Lo cierto es que aparentemente el principal escollo que tendría esta propuesta sería la legalidad misma de la norma.

Desde el oficialismo, si bien se mostraron en desacuerdo en una primera instancia, se pusieron a estudiar la iniciativa y se encontraron con algunos problemas con la legislación. Concretamente la falta de acuerdo en cuanto a la interpretación del artículo 131 de la Constitución, el cual divide las aguas.

El presidente de la bancada oficialista, Daniel Tomas, dejó en claro que no hay un consenso general en cuanto a la propuesta, pero además "el tema de la interpretación del artículo de la Constitución es el que se presta para varias interpretaciones. Lo cierto es que creemos que por ahora no sería conveniente modificar la legislación, pero igual queremos dilucidar la interpretación de la Constitución", aclaró.

El mencionado artículo detalla que "la Cámara de Diputados estará integrada por un diputado proporcional cada 20.000 habitantes, tomando la provincia como distrito único. La ley puede aumentar pero no disminuir la base de representación proporcional determinada para cada diputado elegido por sistema proporcional".

Luego, en 2003, ley mediante, la base de representación fue modificada, elevando el número a los 40.000. De esta manera se redujo la cantidad de legisladores a 34, cifra que se mantiene hasta la fecha. En el caso de que la propuesta del Frente Unión por San Juan avance, la cifra se modificaría sustancialmente y la Cámara pasaría de 34 a 47 diputados.

El argumento que este sector político tiene como sustento es que con la modificación de 2003, se dejó sin posibilidades de representación parlamentaria a las pequeñas fuerzas políticas de la provincia, que lograron una determinada cantidad de votos, pero que no les alcanzó para poder meter un proporcional.

Lo cierto es que antes de avanzar, el oficialismo pretende plantearle una acción declarativa de certeza a la Corte de Justicia de la provincia, con el fin de que sea el máximo tribunal el que determine si se puede modificar la base y además, cuál es la base apropiada a tener en cuenta, si la que determina la Constitución o la modificada por ley.

En desacuerdo, pero no tanto

Si bien hoy las voces dentro del oficialismo indican que no habría consenso para avanzar con esta modificación, lo cierto es que por lo bajo no se muestran tan en desacuerdo. Aparentemente se esperaría la decisión de la Justicia, en caso de que sea planteada la acción para después unificar discurso y avanzar en la modificación.

Comentá la nota