«Analizamos con los gobernadores de qué manera se rediscute la distribución de fondos»

Lo aseguró la gobernadora, Fabiana Ríos, tras el petitorio elevado al máximo Tribunal de Justicia por 34 senadores nacionales, que pretenden una modificación en la distribución de recursos por coparticipación.
La mandataria señaló que se evitó el reclamo judicial porque ello implica gastos que la Provincia no puede afrontar. «Mantendremos una relación de diálogo peleando por lo que nos pertenece y nos corresponde», afirmó.

«Analizamos con los gobernadores de qué manera se rediscute la distribución de fondos»

RIO GRANDE.- El panorama fiscal en 2010 será, para al menos 16 provincias argentinas, sumamente «desesperante» en lo que a recepción de recursos por coparticipación nacional se refiere, por lo que muchas de ellas han iniciado a través de sus representantes en el Senado un reclamo ante la Corte Suprema de Justicia, para que se modifiquen las condiciones de reparto de fondos.

En ese contexto de urgencia económica, El Sureño consultó a la Gobernadora sobre qué postura adoptará la Provincia ante el Gobierno nacional, cuyos senadores no rubricaron dicho petitorio. «En 2010 con Nación se va a dialogar desde el lugar de las provincias con déficit», remarcó.

Ríos ejemplificó que «existen 16 distritos que están en condiciones realmente complejas, y entre ellas está nuestra Provincia. Algunas jurisdicciones han elegido la vía judicial y esto implica una cantidad de dinero que nuestra Provincia no puede disponer, pero sí estamos discutiendo todos los Gobernadores de qué manera se rediscuten las condiciones de negociación con el Gobierno nacional en cuanto a la distribución de fondos».

«El Gobierno de la Provincia se va a poner en el lugar que ha tenido hasta ahora que es la defensa de los intereses de los recursos de su propia jurisdicción», insistió la Gobernadora, puntualizando que el reclamo a la Corte Suprema responde también «porque algunas provincias son del mismo signo político que el Gobierno nacional y están enfrentados en términos políticos hacia el interior de sus partidos».

«Nosotros no tenemos el mismo signo político que el partido nacional; mantenemos una relación de oposición y de diálogo peleando por lo que nos pertenece y nos corresponde», concluyó.

Comentá la nota