La UCR analiza la repatriación de los que se fueron

El radicalismo afronta tiempos que serán decisivos para definir su postura frente al desafío que representa competir para los comicios de 2011 con intenciones de quedarse con todo.

El primer tema que asomó en el horizonte de la nueva conducción provincial encabezada por el nicolacista Anselmo Bruno es el de determinar qué pasos va a seguir con los dirigentes que se fueron del partido, como el juecismo o el kirchnerismo, y muestran algún tipo de guiño o intención manifiesta de volver.

Este mes habrá varias reuniones en las que se definirá quiénes serán acogidos en el seno del partido, para poder presentarlos en un gran seminario de cierre del año. Mientras se dan estos contactos, en el Comité Provincia hay posturas: los que quieren un regreso rápido de los que se pasaron al juecismo o al kirchnerismo, salvo algunos casos específicos; y los que prefieren que el regreso sea gradual.

Un debate similar se da en la UCR nacional con la vuelta del vicepresidente Julio Cobos, uno de los posibles candidatos presidenciales.

En Córdoba, el caso más paradigmático es el del ex intendente de Río Cuarto, Benigno Rins, quien ya envió una carta al partido solicitando que se tenga en cuenta su reafiliación. Luego, en la heterogénea diáspora radical hay casos variados y de análisis muy disímiles.

También se deslizó la posibilidad de tentar al intendente de Córdoba Daniel Giacomino a volver al centenario partido, lo cual parece de muy difícil concreción.

Y están los casos de los intendentes radicales K Alejandro Teijeiro (Deán Funes) y Juan Manuel Pereyra (Villa Dolores). Ambos siguen profesando su fe kirchnerista por lo que se ve muy difícil su reincorporación.

Después de evaluar estos casos, la UCR volverá a enfrentarse a la posibilidad de decidir si va sola o si busca aliarse con otras fuerzas para competir por la gobernación.

Para eso la cúpula partidaria ya adelantó que convocará a un congreso provincial en los primeros días de diciembre. Será en Villa Giardino o Huerta Grande y allí se tomará la postura definitoria en estas dos cuestiones básicas para enfrentar el proceso electoral que se viene.

Casos. El ex intendente Rins fue expulsado del partido luego de integrar la fórmula de la gobernación junto a Luis Juez en las elecciones de 2007.

Hace unos meses, Rins, de buena llegada con Cobos, envió una carta al Comité de su ciudad pidiendo que se considerara la posibilidad de una reafiliación. De allí, se giró el tema a las autoridades provinciales que son ahora las que deberán tomar una determinación sobre el tema.

El actual intendente riocuartense, Juan Jure, es uno de los principales impulsores de que se acepte a su antecesor. "No sólo hay que abrir las puertas si no que hay que salir a buscar a los dirigentes que se fueron", dijo Jure y apuntó que Rins manifestó su decisión de volver. "Tenemos que romper con la lógica estrecha y abrir las puertas", sostuvo.

El presidente del partido, Anselmo Bruno, apuntó que aún no ha sido tratado ningún caso en particular; pero reconoció que es un tema central que debe ser abordado en el corto plazo.

"El único que quiere volver y que tenemos el pedido es el de Rins", admitió Bruno. El flamante titular de la UCR comisionó a algunos operadores, como Héctor Carranza, para que hagan gestiones en pos de la repatriación.

Desde el entorno de Giacomino, en tanto, aseguraron que en los últimos tiempos no han habido contactos formales para intentar abrir el diálogo en este sentido. Y aseguraron que el jefe de Gobierno de Córdoba está entregado al armado de su propia estructura política.

Los casos de los intendentes K, por otra parte, parecen a primera vista imposibles de solucionar. Sobre todo porque una de las condiciones que puso la nueva conducción es que los que quieran volver deben hacerlo saber y comenzar los trámites formales.

Javier Bee Sellares, titular del Comité Capital, aseveró que debe verse caso por caso: "Si hay intendentes que comulgaban con otro frente pero en forma pública adhieren al Comité Provincia, tienen que ser bienvenidos".

Los J. De los radicales que emigraron al juecismo el único que demostró intenciones de volver es Rins.

El intendente de Jesús María, Marcelino Gatica, otro de los que saltó el charco y de antemano planteó que no está en sus planes volver a la UCR.

Gatica también fue expulsado del radicalismo por pasarse al Frente Cívico y aseguró que no tuvo ningún contacto con dirigentes del radicalismo para intentar seducirlo.

"No me interesa regresar porque estoy cómodo a donde estoy", afirmó Gatica y añadió: "Cuando tomé la decisión de participar del armado del Frente Cívico lo hice por una convicción y no cambió nada".

En otro orden, apuntó: "Cobos sigue siendo el mismo Cobos de dos años atrás: hace dos años era un traidor y ahora es un ídolo.

Eso sí, para Gatica cambiarían las cosas si el radicalismo y el Frente Cívico deciden armar una alianza con miras a 2011.

"Una alianza con el Frente Cívico cambiaría las cosas porque en la situación de quiebre que está la provincia hay que hacer un gran frente social donde se expresen todo el arco político", indicó.

Comentá la nota