Analiza el Gobierno la reanudación de los vuelos

La decisión final sería de Néstor Kirchner
El gobierno de Cristina Kirchner podría levantar hoy la suspensión de los vuelos comerciales directos entre la Argentina y México.

La polémica medida adoptada por la Casa Rosada la semana pasada, para prevenir la propagación de la gripe porcina, provocó una crisis diplomática entre ambos gobiernos, agravada ayer por las críticas del presidente mexicano, Felipe Calderón.

"Mañana [por hoy] se definirá si se levanta la interrupción de los vuelos. Es probable que se levante la medida", dijo anoche a LA NACION una alta fuente oficial en Balcarce 50.

El panorama podría cambiar, sin embargo, si las declaraciones de Calderón afectan el humor de Néstor Kirchner. De todos modos, fuentes muy cercanas a Kirchner afirmaron ayer a LA NACION que el ex presidente tiene la voluntad de ordenar el restablecimiento de los vuelos cuanto antes y de no seguir aumentando la tensión con México. "Lo que se está negociando, sí, es que pueda existir un control sanitario en el embarque de todos los vuelos en el aeropuerto de Ciudad de México", confiaron allegados directos del jefe del PJ.

Antes, probablemente, se analizará en Olivos la repercusión de las declaraciones de Calderón en los diarios del mundo. La publicación de cuestionamientos como el del presidente mexicano suele molestar a Kirchner más que las propias críticas.

Por su parte, la ministra de Salud, Graciela Ocaña, se comunicó anoche con funcionarios de los demás países de la región que suspendieron vuelos para evaluar la situación (Perú, Ecuador y Cuba).

La presidenta Cristina Kirchner se reunió con el ministro del Interior, Florencio Randazzo, habló por teléfono con Massa y con Ocaña, y analizó con Kirchner los declaraciones de Calderón, pero no había decisión sobre una respuesta.

La definición sobre la reanudación de los vuelos dependerá, en parte, del informe de Ocaña y de Massa. Pero mucho más de la decisión política de Kirchner desde Olivos.

Fue el jefe del PJ quien ordenó suspender los vuelos el martes pasado por temor a que la gripe porcina se sumara a la epidemia de dengue en la Argentina (a la que aludió Calderón) y ello le generara un costo electoral con miras a las elecciones del 28 de junio.

"Es una decisión inminente. Se está muy cerca de que se reanuden los vuelos en las próximas horas", dijo por la tarde a LA NACION una fuente de la Casa Rosada.

Por la mañana, el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, había dado una punta. "Seguramente no estaremos muy lejos de restablecer los vuelos. Estoy convencido de que así será", dijo en declaraciones radiales. "Si hay algo que la Argentina no haría jamás con México es discriminar", afirmó.

En rigor, ésa fue la respuesta oficial al malestar de Calderón, que anteayer ya había reclamado el levantamiento de la medida y había dicho que era discriminatoria, xenófoba y vejatoria. Pero el presidente de México endureció aún más sus críticas anoche y sus declaraciones eran analizadas anoche en la Casa Rosada, según confiaron fuentes oficiales.

En tanto, tras un pedido de México, el embajador argentino Jorge Yoma informó que el Ministerio de Producción elaborará una lista de proveedores de guantes, barbijos y alcohol para vender al país más afectado por la gripe porcina.

En tanto, los primeros tres estudios de laboratorio realizados a pacientes sospechosos de portar la gripe porcina en la Argentina dieron negativo, informó el Ministerio de Salud. En el Instituto Malbrán se analizaban otras 58 muestras de casos sospechosos.

Comentá la nota