El ARI analiza ajustar la coparticipación a las municipalidades para hacerse de mayores recursos

De a poco el ARI está haciendo públicas algunas de las medidas que analiza para aplicar un ajuste y poder achicar el déficit, amén de captar mayores recursos para tratar de equilibrar las cuentas públicas. Ayer el legislador Manuel Raimbault tuvo que admitir ante los gremios estatales que el Gobierno analiza seriamente reducir los índices de coparticipación a las municipalidades. La medida fue rechazada por los sindicatos, por entender que a la larga será un perjuicio a los empleados de esas dependencias públicas.
Reducir el índice de coparticipación a las municipalidades es una de las medidas de ajuste que busca el Gobierno del ARI para tratar de reducir el déficit y, a su vez, captar mayores recursos para sostener el creciente gasto público que está ocasionando una crisis en la economía de la provincia.

El legislador Manuel Raimbault, quien está a cargo de la presidencia de la Legislatura, tuvo que admitir ante los gremios estatales -que acudieron a un plenario de legisladores-, que una de las variables de ajuste es erosionar los recursos que se vuelcan a las municipalidades.

Así, de a poco, el Gobierno empieza a develar el misterio y a dar a conocer el paquete de medidas que pretende consensuar con los legisladores y que el ministro de Economía, Rubén Bahntje, no expuso en el encuentro que tuvo con los parlamentarios, el pasado martes.

La idea del Ejecutivo generó rechazo en los gremialistas, considerando que sacarle dinero a las municipalidades acarreará ajustes en los trabajadores de esa dependencia, por lo tanto, el problema que se presenta en la administración central se trasladaría a las intendencias.

El encuentro de ayer no avanzó más allá en una serie de críticas y contra críticas de sindicalistas y legisladores, porque no aportó nada nuevo a lo que ya existe y no surgieron medidas que se puedan adoptar en lo inmediato para que, en los meses sucesivos, no existan problemas de caja para el pago de los salarios.

Sólo dos «aristas»

Si bien el de ayer era un plenario de legisladores (podían concurrir todos), sólo dos integrantes del bloque oficialista estuvieron presentes: el mencionado Raimbault y el presidente del bloque, Fabio Marinello.

Verónica de María, Elida Deheza y el abogado Osvaldo López (quien cuando asumió se había comprometido con los trabajadores), no participaron del encuentro, lo que fue objetado por los sindicalistas, sobre todo porque un par de ellos participaron activamente en los gremios de ATE y SUTEF.

Precisamente, los docentes pusieron en tela de juicio la gestión de los legisladores de extracción gremial, que conforman el bloque oficialista, y expresaron su indignación porque no demuestran acciones tendientes a que los trabajadores estatales padezcan los problemas que se han suscitado con la actual administración de gobierno.

PETITORIO DE LOS GREMIOS

La intersindical estatal presentó a los legisladores un documento donde solicita que estos no acompañen medidas de ajuste sobre los trabajadores, que pueda presentar el Gobierno en el paquete económico que llegara a poner a consideración de la Legislatura.

En el texto del documento se advierte a la Presidencia de la Legislatura que «se abstenga de producir normas de ajuste que tengan que ver con reducciones salariales y demás condiciones de trabajo, además de solicitarle se los tenga al tanto de cualquier iniciativa que tenga que ver con lo antes mencionado.

En otro punto rechazan cualquier «modificación en condiciones de los regímenes jubilatorios y el sistema asistencial». Así también solicitaron que los legisladores «se expidan sobre qué medidas o iniciativas políticas han determinado para colaborar en la resolución de este conflicto que ha llegado a afectar aun a su propio personal».

Comentá la nota