Análisis pormenorizado desde el punto de vista legal

Refirió a que "presentamos un análisis muy pormenorizado desde el punto de vista legal de las implicancias que tiene la declaración de la emergencia agropecuaria, y ante ello explicamos nuestra propuesta.
Esta se ajusta básicamente a lo que significa el subtrópico y su variabilidad típica, y en este marco lo que pretendemos es que los beneficios que le quepan a quién circunstancialmente esté en condiciones de acogerse a la emergencia agropecuaria, no signifiquen un perjuicio para quién no requiera esa declaración".

Basterra señaló que "del análisis exhaustivo de la normativa emerge que el impacto que produce la declaración de la emergencia se circunscribe a aspectos de diferimiento del pago de impuestos, no de la exención, y le da a aquellos productores que tienen montos que declarar en bienes personales o anticipos de ganancias, la posibilidad de postergar el pago de estos tributos.

Es una buena medida que ha tomado el Gobierno Nacional, pero se circunscribe a aquellos productores que aspectos como éstos impacta razonablemente en su economía".

Sin embargo, advirtió que "la declaración genérica de una emergencia puede ir en contra de quienes no están en emergencia, y aquí hay productores que lo están y otros que no", añadiendo que justamente por ello es que "trabajamos sobre una hipótesis normativa de circunscribir la emergencia a los predios o lotes, zonas, donde se dan las condiciones de emergencia que la ley indica, que básicamente es demostrar un 50% de pérdidas en su producción".

"Es el productor quién debe solicitar ser beneficiario de la ley de emergencia, que se remite a la comisión provincial de emergencia agropecuaria", clarificó.

Comentá la nota