Analía Duhalde hace campaña en familia.

La familia del ex presidente no quiso perderse la campaña 2009 en el territorio que supo ser el mayor bastión duhaldista. Por eso el miércoles, el apellido Duhalde se multiplicó en un acto de campaña en la Federación de Jubilados de Lomas de Zamora, entre quienes estuvo de oradora la senadora nacional Hilda "Chiche" Duhalde, acompañada de gran parte de la familia.
Mientras la mujer del viejo caudillo bonaerense disparaba críticas contra el kirchnerismo y llamaba a votar a Francisco de Narváez y Felipe Solá, sus dos hijas, Juliana y Analía, su yerno, Gustavo Ferri y sus nietos Franco, Bernardo e Isabel, la aplaudían.

Juliana y Analía presenciaron el acto desde la primera fila. Juliana escuchó atentamente a su madre y junto a su hija Isabel, cantaron la marcha peronista entonada por Hugo del Carril hijo, acompañado por el Tula, bombista oficial del PJ disidente.

Detrás del Tula, cantaron la marcha Franco y Bernardo, los mellizos de once años, quienes pese al pedido de la senadora de sacarse una foto, eligieron presenciar el acto sin flashes.

El apellido en la nómina. Chiche participó del evento en apoyo a Gustavo Ferri y a su hija Analía. Ambos integran una de las lista de Unión-PRO. La hija mayor de Eduardo Duhalde aportó el apellido a la nómina. Pese a que en un principio, se buscó que sea candidata a concejal, finalmente Analía Duhalde se postula como primera consejera escolar por Propuesta Republicana.

En el acto, al igual que sus sobrinos, Analía intentó escapar a las cámaras. "Prefiero no dar notas", le dijo a PERFIL. "No le gusta la prensa ni las cámaras", explican a su alrededor.

Pese a que decidió aceptar su candidatura por un pedido de sus padres, en el último tiempo, Analía estuvo vinculada a la acción social en Lomas de Zamora y en febrero de este año, la hija del ex presidente recibió el diploma por el seminario de formación de dirigentes realizado en el Movimiento Productivo Argentino, fundado por su padre.

La hija mayor del ex presidente ingresó años atrás al noviciado en la Fundación Apostólica Mariana, de Arrecifes, para tomar los hábitos, pero luego se arrepintió y abandonó el lugar. Luego, mientras su padre era gobernador de la provincia de Buenos Aires, Analía trabajó en el Banco Provincia.

Pero desde hace tres años, dice haber encontrado su vocación en la acción social y dedica todo su día a la Asociación Civil Idear para el Cambio, de Lomas de Zamora.

Comentá la nota