El analfabetismo aborigen de Formosa supera el 23%

Una edición especial de Estado Mundial de la Infancia, un relevante informe elaborado por UNICEF, fue presentado este jueves en la víspera del 20º aniversario de la adopción de la Convención por la Asamblea General de las Naciones Unidas. El texto da cuenta del seguimiento de las consecuencias prácticas de la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño y los desafíos pendientes.
Ya 193 países ratificaron la Convención (Argentina fue uno de los primeros en hacerlo y, en 1994, la incorporó a su Constitución Nacional), lo que permitió que se registren mejoras para la vida de los niños: entre 1990 y 2007, la tasa de mortalidad de menores de 1 año se redujo a casi la mitad en el país y, en materia de educación, lidera en la región al establecer la obligatoriedad de 13 años.

No obstante, a pesar de los avances logrados, el representante de UNICEF Argentina, Andrés Franco, afirmó que "uno de los grandes desafíos que enfrenta el país actualmente es impulsar los cambios institucionales orientados a acortar la distancia entre las normas sancionadas y su efectivo cumplimiento, teniendo en cuenta la complejidad derivada del propio sistema federal, y el proceso de transformación cultural que requiere".

Las inequidades de origen provincial y étnico representan otro de los grandes retos para poder garantizar los derechos de cada niño, niña y adolescente. Por ejemplo, la tasa promedio de analfabetismo a nivel nacional es de 2,6%, mientras que para las comunidades wichíes de Chaco, Formosa y Salta es de 23,4%.

Comentá la nota