Amsafé se moviliza mañana y desobliga a los chicos desde las 10

A poco más de 24 horas de que los maestros nucleados en Amsafé Rosario se sumen al paro nacional de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) con una movilización, la ministra de Educación de Santa Fe, Elida Rasino, aseguró en declaraciones radiales que la medida de protesta "no se ajusta a derecho" y señaló que se trata de una decisión "unilateral" de una de las delegaciones del gremio. Sin embargo, el titular de Amsafé Rosario, Gustavo Terés, no sólo ratificó para mañana la desobligación de los alumnos, sino que además consideró que el gobierno "debe asumir que el conflicto social está" y que "existe una morosidad de parte del Estado para resolverlo".

   Consultadas las bases a través de una votación en las escuelas, la delegación local del gremio decidió el viernes pasado sumarse a la protesta que ATE llevará adelante mañana a nivel nacional y provincial.

   En reclamo de la apertura de la discusión salarial y de una asamblea provincial que ponga en agenda el tema, los docentes participarán de una movilización que saldrá de la plaza 25 de Mayo (Buenos Aires y Córdoba) y llegará a la plaza San Martín, frente a la Gobernación (Santa Fe 1950). Para eso, los alumnos de las escuelas oficiales mañana quedarán desobligados de sus actividades desde las 10 y hasta las 14.

Críticas y respuesta. Si bien aseguró que no se descontará el día a los docentes, la ministra de Educación no ahorró críticas a la decisión tomada por la delegación local del gremio. Para la funcionaria, este tipo de medidas "tiene que salir del fracaso de una paritaria y ése no es un tema de discusión en este momento", y consideró que la desobligación de alumnos "no se ajusta a derecho".

   Es más, indicó que "no hay ninguna posibilidad de que los maestros puedan desobligar a los alumnos", e invalidó la protesta diciendo que es una "medida unilateral de una de las 19 delegaciones (de Amsafé), la de Rosario, y no de todo el gremio a nivel provincial".

   La respuesta del titular de la delegación local no se hizo esperar. Terés aclaró que "hay que diferenciar ilegalidad de ilegitimidad" y agregó que "la docencia ya mostró un malestar más que significativo en relación a la necesidad de discutir salarios, un régimen previsional y la creación de las horas cátedra necesarias".

   El dirigente afirmó que "hay que asumir que el conflicto social existe, y eso no se ve anulado por las paritarias, sino que es constitutivo", y consideró que "existe una morosidad de parte del Estado para resolver ese conflicto en función de los intereses de los docentes".

   Sin embargo, el Ministerio de Educación no es el único destinatario del reclamo. Terés insistió que la movilización es un modo de "volver a plantear (a la comisión directiva del gremio) la necesidad de una asamblea provincial para que pueda haber una señal de conjunto que permita abordar el reclamo con mayor firmeza".

Comentá la nota