Amsafé: "el gobierno equivoca su política"

Nada aparece en el horizonte como para despejar la hipótesis de que el año lectivo terminará con conflicto y que peligra el inicio de clases también en el 2010. "El gobierno equivoca su política para el sector docente", afirmó ayer la titular de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé), Sonia Alesso.
Aun así, una delegación del gremio acudirá hoy a la reunión paritaria convocada por el Ministerio de Educación, pero sólo para abordar el "tema vivienda" y sin que el aumento salarial aparezca siquiera insinuado en la agenda. Lo que está fuera de discusión es que mañana y pasado los maestros volverán al paro y que esta semana discutirán las medidas para la próxima.

   A la reunión paritaria de hoy, los docentes (públicos y privados) asistirán sin la menor expectativa sobre el tema salarial, justamente el que motiva los paros que ya se vienen realizando y que esta semana volverán a vaciar las aulas.

   "El gobierno convocó a la reunión excluyendo el tema salarios, pero nosotros vamos a insistir con que la única opción pasa por discutir a la vez la propuesta de vivienda, la modificación del régimen previsional y el aumento de sueldos", afirmó Alesso.

   La dirigente aclaró que "no hay expectativas" de que en esa reunión aparezca una propuesta salarial. "El gobierno se encargó de decirlo —se justificó Alesso— y por eso es él quien debe cambiar su posición". Así, a menos que se produzca un milagro, los chicos no tendrán clases durante 48 horas esta semana y aún resta definir por cuántas para la próxima.

   En principio, el miércoles podría haber reunión de comisión directiva ampliada de Amsafé en la capital santafesina, aunque Alesso dijo que no está fijada aún la fecha de la próxima asamblea provincial, donde debería resolverse la continuidad de las medidas.

   Desde Rosario, en cambio, sí plantearon plazos. "Después del paro de martes y miércoles debemos discutir las próximas medidas o una propuesta del gobierno, en el caso de que la hubiera", adelantó el secretario adjunto de la delegación local, Juan Pablo Casiello. "En cualquier caso —sostuvo—, la asamblea provincial no podría ir más allá del viernes para definir el plan de lucha de la semana próxima".

   La idea, dijo, es que el propio miércoles se haga la asamblea departamental para votar en las escuelas el jueves y la mañana del viernes.

Promesa incumplida.

   Por eso, para la dirigente de Amsafé la resolución de este conflicto escapa ya a la órbita de Educación. "Es una decisión que le cabe al gobernador", sentenció y que, de no tomarse, confirmaría que "el gobierno equivoca su política para el sector docente".

Para Alesso, lo que está pendiente no se reduce a una mera cifra. "La constitución de un fondo específico para el aumento presupuestario, el mejoramiento salarial y la creación de cargos docentes fue una promesa que nunca pasó de declaración de principios", aseguró.

Comentá la nota