Ampros lanzó graves acusaciones contra una funcionaria de la DGE

El gremio de los profesionales de la salud antendió los reclamos de profesionales de la Dirección de Orientación y Apoyo Psicológico Comunitario (DOAPC), que argumentaron "persecución y violación de la ética profesional".
El gremio de Ampros denunció este martes a la directora de la Dirección de Orientación y Apoyo Psicológico Comunitario (DOAPC), María Eugenia Carbonari, por "persecución y violación de la ética profesional" de sus miembros.

Valentina Gattás, encargada de prensa del sindicato, dijo a diariouno.com.ar que "la situación de los profesionales es grave". Concretamente acusan a Carbonari de ordenar traslados y cambios de secciones asignadas inicialmente a los trabajadores del DOAPC sin justificación alguna, lo que afectaría negativamente en la evolución de los chicos que atienden los profesionales.

"Los profesionales se encargan de atender a los chicos que presentan problemas en su aprendizaje o conflictos familiares graves (los casos son atendidos en el marco de los más conocidos como gabinetes psicopedagógicos). Muchos de esos niños ya entablaron un vínculo estrecho con ellos, por lo que el cambio intempestivo de sección detiene el tratamiento e influye negativamente en los chiquitos", aseguró Gattás.

La Dirección de Orientación depende de la DGE y nuclea a 170 miembros (entre psicólogos, psicopedagógos, trabajadores sociales, fonoaudiólogos y terapista del lenguaje) diseminados en varias secciones. Cada sección abarca alrededor de 15 escuelas.

Es por eso que Ampros acusa a la directora de perseguir y violar la ética profesional de los responsables de atender en esos gabinetes.

Gattás informó que el gremio expuso la situación ante la DGE y solicitó una audiencia con el titular designado por Celso Jaque, Carlos López Puelles, pero no recibieron aún ninguna respuesta, "es por eso que la Subsecretaría de Trabajo fijó una audiencia de conciliación para el 4 de septiembre a las 11".

Comentá la nota