Amplio rechazo a reforma impositiva

EL CAMPO, EN PIE DE GUERRA POR SUBA DE TRIBUTOS
Buenos Aires - La fugaz aprobación en Diputados de la reforma fiscal de Daniel Scioli -que contempla subas imposiy crea nuevos tributos- profundizó el malestar de las entidades agrarias, que dispararon fuertes cuestionamientos: la Mesa Agropecuaria Provincial llamó a poner «punto final a la paciencia» con el mandatario, mientras que el titular de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, volvió a amenazar con una movilización del campo hacia La Plata y, en sintonía, el Consejo Federado Bonaerense habló de «acciones futuras».

La reacción responde a dos de las medidas contempladas en el proyecto, que debe aún ser avalado por la Cámara alta: una suba del 25% promedio en el Impuesto Inmobiliario Rural y la creación de un tributo a la carga y descarga de mercadería en los 14 puertos bonaerenses que, dicen, impactará en el bolsillo de los productores.

Ayer Scioli insistió en defender el paquete fiscal. «Mi responsabilidad es una provincia más equilibrada entre conurbano e interior», aseguró el mandatario justicialista, además de agradecer a la Legislatura la media sanción «porque implica un sistema fiscal con más equidad y más justo».

En esa línea, pidió «que se tome en cuenta esta otra realidad: los más de 400 mil chicos» y los ciudadanos que viven «en barrios carenciados, que todavía no tienen cloacas, agua potable, calles asfaltadas, viviendas». «Estamos viendo dónde están las posibilidades y las estamos potenciando al máximo, para poder tener recursos para invertir en esto», remarcó.

El propio flamante ministro de Asuntos Agrarios, Ariel Franetovich, se atrevió también a apoyar la iniciativa: pidió «sincerar todo el sistema impotivo» para «aproximar las valuaciones fiscales a la realidad» y reclamó a los productores agropecuarios «comprender» la estrategia del Gobierno.

Las argumentaciones no conmovieron a la Mesa Agropecuaria bonaerense, que embistió contra la media sanción y reclamó «poner punto final a la paciencia que el campo ha tenido» con la gestión de Scioli, que -dijo- «sigue experimentando y poniendo en grave riesgo la actividad económica provincial».

Según el organismo (que nuclea a CARBAP, Coninagro, SRA y FAA), «esta imposición termina siendo otra retención, encubierta, que recae mayoritariamente sobre los productores agropecuarios».

Por su parte, el titular de FAA, Eduardo Buzzi, volvió a proponer a Carbap que convoque una movilización a La Plata para manifestarse contra la política económica, incluida la reforma fiscal. «El impuestazo de Scioli es un disparate faraónico; a los productores se les complica cada vez más sobrevivir», golpeó Buzzi, además de enfatizar que «destroza los puertos y castiga a los productores de manera retrógrada». «Scioli es el mejor alumno del kirchnerismo», leyó.

En esa línea, el Consejo Federado Bonaerense -que integran filiales, cooperativas y entidades bonaerenses adheridas a la FAA- se declaró «en estado de alerta y movilización» y -advirtió- «está en contacto permanente con el resto de las entidades que componen la Mesa Agropecuaria (Carbap, SRA y Coninagro) para determinar acciones futuras».

Comentá la nota