Amplio plan de mejora del alumbrado público

La Comuna dio detalles de las obras, que tienen un presupuesto de tres millones de pesos.
En su plan de gobierno, el intendente Adolfo Bermejo estableció un eje denominado Infraestructura y Servicios para el Crecimiento del departamento de Maipú, con el objeto de mejorar el servicio del alumbrado público.

Para ello se viene desarrollando un complejo trabajo de reconversión de lámparas de mercurio a sodio en la zona urbana y montaje de nuevas obras con luminarias de sodio en las zonas rurales. Las obras de alumbrado público son ejecutadas por administración municipal, algunas por gestión asociada con vecinos de algunos sectores del departamento, donde el Municipio aporta el material, equipos de alta performance y mano de obra calificada propia, y otras son producto de proyectos presentados, priorizados y votados por la comunidad en el Programa de Participación Activa y Responsable (PAR).

Con un presupuesto anual de inversión de más 3.000.000 de pesos, el Municipio ya ha ejecutado en la primera mitad del año obras de luminarias en zonas rurales y urbanas del departamento, garantizando que progresivamente este servicio llegue a todo Maipú.obras ejecutadas. En el marco de un plan de mejoramiento del servicio en las principales arterias del Gran Maipú (Ciudad, Gutiérrez, Luzuriaga y Coquimbito) y con la instalación del sistema de iluminación a vapor de sodio en los distritos con zonas rurales y alejadas de los centros urbanos, el Municipio continúa ejecutando obras que brindan mayor seguridad a los vecinos.

En el casco céntrico del departamento se instalaron 600 nuevos equipos lumínicos, cubriendo una superficie de 100.000 metros, con una inversión de 270.000 pesos, para brindar una correcta iluminación en la vía pública, el ingreso a escuelas y las zonas comerciales, por medio de la reconversión de las luminarias existentes por equipos de sodio 250w y mejorando 100% la proyección lumínica del sector.

En el distrito de General Gutiérrez, entre la calle Sarmiento y carril Gómez sobre calle Maza, se trabajó específicamente en los sectores comerciales, instalando brazos soldados a las columnas de acero existentes, con equipos de sodio de 150w, duplicando el sistema lumínico de las aceras. En el barrio Mirador se procedió a iluminar la calle Arenales y el baldío existente, sobre un tramo de 1.000 metros y con una inversión de obra de 4.900 pesos. Con similares características también se iluminó la calle Recabarren del distrito de Luzuriaga en sus 600 metros, con un costo de 1.360 pesos.

También en ese distrito, en el barrio Antártida Argentina, se iluminaron las vías ubicadas en el lateral de la gruta de la Virgen con reflectores y lámparas, equipos auxiliares y postes de nueve metros de altura, en una longitud de 700 metros y con una inversión de 2.800 pesos.

Además, se concretó la segunda etapa de iluminación en el ingreso del Polideportivo Juan Domingo Ribosqui, en la que se colocaron reflectores y equipos de exterior y lámparas de vapor de sodio.

Comentá la nota