Amplio debate ante la redefinición de la nueva secundaria y su sentido formativo

Analizan el alto desgranamiento o abandono que se da en los colegios y la misma universidad formoseña.
El documento base que en realidad es el borrador para redefinir la nueva educación secundaria es materia de amplio debate a nivel local, y ante todo se pretende que los conocimientos a impartir se adecuen a la realidad, para así los jóvenes estar preparados no sólo en los saberes mínimos, sino en destrezas y competencias para poder insertarse en el mundo del trabajo o seguir hasta terminar los estudios superiores.

También la preocupación por el alto desgranamiento o abandono que se da en los colegios y la misma universidad formoseña, la mejor nivelación de los jóvenes que egresan del secundario y prestos a continuar sus estudios superiores, fueron aspectos analizados entre autoridades del gobierno vinculados a la esfera Educativa, con la ministra Olga Comello presidiendo, junto a altos funcionarios de la Universidad Nacional de Formosa, encabezado por el rector Martín Romano.

Respecto al documento emanado del Consejo Federal de Educación respecto a la nueva educación secundaria que es debatido en todo el país, en el caso de nuestra provincia, se entiende según lo aseguró la ministra Comello, al ser este nivel obligatorio, trae implícito "un cambio de paradigma: Pasar de una secundaria expulsiva y elitista a una inclusiva pero sin perder calidad".

"Esto implica un cambio cultural muy fuerte, no sólo en la comunidad educativa, sino en la familia, en la sociedad toda. Significa un cambio en la redefinición de las reglamentaciones, las que están escritas y las prácticas que no lo están; incluso el cambio se dará en lo disciplinar, en lo académico, en lo curricular y en formar a los chicos en competencias para este mundo tan difícil y cambiante", abundó.

El rector Romano, que estaba junto a la secretaria académica Ofelia Fantin, indicó que la universidad tiene injerencia en todo este proceso, sobre todo en la capacitación a los profesores, y en este sentido consideró necesario "ponernos a tono para enseñar lo que realmente se necesita, haciendo más hincapié en lo nuestro", incluso pidió a la cartera Educativa que se le confeccionara el listado de demandas puntuales en cursos que se requieren para organizar el dictado de los mismos.

Comello entiende que el documento base que es el borrador para redefinir la nueva educación secundaria "debe ser discutido por toda la sociedad", entendiendo como aspecto saliente a determinar, que así como la modalidad técnica tiene su orientación hacia el mundo del trabajo, se hace necesario lo mismo para el resto de la secundaria, quién "debe tener un proyecto formativo, darle un sentido y no que nuestros jóvenes se pregunten para que estudiamos lo que estudiamos".

Que no abandonen

La ministra Comello destacó el gran paso dado por Formosa en lograr la "real inclusión de cursado del nivel secundario que se garantizado", significando que desde el año 2008 a través de la creación de 360 escuelas secundarias, pasamos de tener 80 a las 420 actuales, con un 90% de ellas situadas en zonas rurales, dando la igualdad de oportunidad y la justicia social en los hechos".

Aunque también advirtió que si bien "hemos logrado que el 90,7% de nuestros chicos estén en el secundario, hay un desgranamiento o abandono equiparable a Nación de un 50%".

Sobre el mismo aspecto, Romano lamentó que "al igual que en el resto del país la tasa de desgranamiento –los que abandonan- continua siendo importante en la esfera universitaria local, de los que ingresan solamente en el primer año se da un 40 a 50 por ciento de chicos que se van".

Advirtió que "en esto también nos debemos una discusión interna en la universidad. De nada vale si hacemos un cursillo de dos meses si un tiempo después abandona. Estimo que es mejor un curso de seis meses, que tenga una buena nivelación y que esté mejor preparado académicamente".

Consideró importante para ir revirtiendo este tipo de situaciones, establecer una articulación adecuada de los contenidos educativos entre el nivel medio y la universidad, para ir superando las dificultades de la inserción de los egresados secundarios.

El rector de la UNaF sostuvo que "se trabajará fuertemente en estos últimos meses en acciones que involucren a los estudiantes del último año del secundario, en lo referente a comprensión de textos y materias básicas como matemática, lengua, biología y química. Aunque lo primordial es que el joven aprenda a comprender lo que lee, es uno de los aspectos fundamentales que lo ayudaran a su tránsito por el nivel superior".

Aludió a que "también los guiamos a fin de que tenga la mejor visión posible a la hora de elegir la carrera que cursará, para lo cual se estructura las orientaciones de tipo vocacional-laboral".

"Esta es una labor que ya venimos desarrollando coordinadamente con la universidad, es decir en estos meses finales del año desarrollar actividades que contienen diversas temáticas como el otorgamiento de herramientas a los alumnos que cursan los últimos años del nivel secundario, que les permitirán llegar mejor preparados a la siguiente instancia de formación", subrayó la ministra.

Pensando como atender a la creciente demanda

El rector Romano comentó que en el marco de la reunión, de la cual tomaron parte la secretaria de la Mujer, Ana María del Riccio, el diputado Pedro Morales, el asesor del PE, Reynaldo Benítez, entre directores de niveles educativos, planteó la necesidad de comenzar a analizar aspectos relacionados al importante crecimiento de la matrícula de ingresantes que la UNaF tendrá en cuatro o cinco años más ante la obligatoriedad del secundario.

"Estamos viendo como extender el cursado de carreras en forma semi-presencial en muchos lugares del interior, para lo cual se requerirá por supuesto aulas informáticas y una biblioteca apropiada, sobre lo cual ya hablamos días pasados con el intendente de Las Lomitas donde estuvimos, y creemos que avanzaremos en el análisis de esta propuesta", expuso.

Explicó que se refería al dictado de carreras afines a las demandas de la zona donde se dicten las mismas, y aludió a que "todo aquel que tenga una inquietud en este sentido nos lo haga saber y nos sentaremos a conversar". Se mostró optimista en que "de manera conjunta con el gobierno iremos consensuando las acciones más convenientes para atender toda esta situación, ya que existe un consenso en la necesidad de fortalecer todo lo que haga a brindar las mayores de acceso a la formación superior a los formoseños".

Refirió finalmente que en los últimos dos años el promedio de alumnos ingresantes a la UNaf fueron de 3500, pero pronosticó que "de aquí a cinco años este número será mucho más importante ante la obligatoriedad del secundario, por eso es que estamos analizando como atender esto que de manera inexorable se dará a corto plazo".

Comentá la nota