Ampliarían la ayuda a los tamberos

La ministra Giorgi recibe a entidades. La medida cuesta $45 millones.
La ministra de la Producción, Débora Giorgi, recibirá hoy a las entidades del sector lechero para anunciarles una ampliación del sistema de compensaciones que el Gobierno puso en marcha en marzo pasado para frenar el alarmante cierre de tambos. La medida, que tendrá un costo fiscal de 45 millones de pesos, implicará la ampliación de los subsidios que cobran los pequeños productores (10 centavos por litro de leche cruda) a empresas de mediano porte.

Giorgi recibirá a las 10,30 a diversas cámaras lecheras, incluso a aquellas cercanas a la Mesa de Enlace. La ministra ya mantuvo una reunión con el sector quince días atrás, y entonces prometió nuevas medidas de apoyo. La fórmula que impulsó la Secretaría de Agricultura fue que las compensaciones que desde marzo cobran los productores de hasta 3.000 litros por día, se extiendan a aquellos tambos de hasta 6.000 litros.

Es decir, por cuatro meses esos establecimientos cobrarán el subsidio, hasta por un máximo de 3.000 litros diarios. Por mes, el aporte puede llegar a ser de 9.000 pesos por productor.

Según coinciden evaluaciones de CRA y entidades técnicas como AACREA, hoy la mayoría de los lecheros trabajan a pérdida, debido a los bajos precios que reciben de las industrias y la suba de sus costos. En el oeste bonaerense, por ejemplo, la leche se paga a entre 70 y 80 centavos por litro. Transformado a dólares, es uno de los valores más bajos de la historia. A favor de sus quejas, los tamberos tienen fresco un recuerdo: la presidenta Cristina Kirchner prometió en octubre de 2008 que cobrarían $1 por litro.

La nueva propuesta para el sector se conocerá justo cuando los máximos dirigentes de la Mesa de Enlace mantendrán hoy una reunión en la que analizarán si apoyan una medida de fuerza de los tamberos. La Mesa Nacional de Productores Lecheros, que agrupa a la mayoría del sector, está alineada con los gremios agropecuarios, aunque hay otras cámaras provinciales alineadas con el Gobierno.

Para evitar una protesta lechera a menos de un mes de las elecciones, y a la vez mantener la divisoria de aguas con los ruralistas, el Gobierno negociaba ayer la firma de un documento en el que los lecheros expresaran "conformidad" con la extensión de los subsidios.

Hasta ahora, el aporte no reintegrable de 10 centavos por litro llegó a unos 7.200 productores pequeños, sobre un universo de 12.000 tambos. Ahora se sumaría otro millar de productores medianos. A diferencia de otros sectores, donde los pagos de la ONCCA tienen retrasos de hasta un año, el Ejecutivo ha actuado con una llamativa celeridad para efectuar los desembolsos, que ya representan un costo de 30 millones de pesos desde marzo pasado.

Comentá la nota