Amplían información sobre revaluó inmobiliario

El Director Provincial de Inmuebles, Guillermo Aguirre, brindo mayores precisiones respecto al revalúo inmobiliario contemplado en la Ley 5.611 que fuera sancionada en la última sesión extraordinaria de la Legislatura Provincial, de manera de aclarar conceptos de aplicación y métodos de instrumentación.
El funcionario explicó que el Estado tiene la obligación legal de efectuar el revalúo de la planta inmobiliaria provincial al menos cada diez años, es decir, de fijar el justiprecio de los inmuebles y de las mejoras de carácter permanente existentes en los mismos, de acuerdo a la disposiciones de la Ley 3623.

Apuntó que hace más de un año trabaja en la actualización de los valores fijados previamente por un exhaustivo estudio que se realizó en 2001 sobre el estado inmobiliario de la Provincia. Esos datos se actualizaron por coeficientes a un valor aproximado al de mercado actual, es decir, se está revalorizando nuestro mayor patrimonio que es la tierra, afirmó.

La modalidad

En primer término explicó la modalidad utilizada para calcular el valor unitario básico de tierras urbanas. Para ello se tuvo en cuenta el valor de mercado que tiene cada circunscripción y sección de la Provincia.

Los valores se dan por calle y por manzana, teniendo en cuenta para qué lado creció la ciudad; qué zonas están más densamente pobladas; qué zonas antes eran áreas rurales, hoy urbanizadas y con qué servicios cuentan.

En cuanto a los inmuebles rurales, el valor se determina de acuerdo a áreas agro económicas homogéneas, es decir, en función de sus posibilidades de riego, de sus características topográficas (terreno plano, serranías), etc.; siendo esta modificación sumamente importante ya que el valor del inmueble depende de esas características.

Aguirre explicó que antes, el valor estaba dado por Departamentos y, en un mismo Departamento se presentan distintas características, con suelos y microclimas totalmente disímiles, por lo que, no era justo que todo inmueble tenga un valor similar, subrayó.

Valuación técnica y valuación fiscal

En segundo lugar, apuntó, hay que destacar que la valuación técnica es un trabajo tendiente a aproximar el valor de los inmuebles al de mercado actualizado a mayo de 2008. Ese valor está dado por el Valor Tierra (costo por m2 del terreno de acuerdo a su ubicación, forma geométrica, etc.) y el Valor de las Mejoras (tipo de construcción y superficie).

Entonces, para llegar a la valuación fiscal, se aplica un coeficiente a la valuación técnica que disminuye sus valores. De esa manera se puede afirmar que el Valor Fiscal de los inmuebles urbanos alcanza sólo el 30% de su valor real y, el rural, apenas el 40% del valor de mercado", agregó.

Con esto se quiere subrayar que, aunque se cuenta con los valores reales de mercado actual de todos los inmuebles de la Provincia, sólo se aplicará un porcentaje del mismo para aminorar consecuencias en el impuesto inmobiliario.

Repercusión en el impuesto inmobiliario

Lo cierto es que al revalúo inmobiliario se lo relaciona directamente con un aumento del impuesto inmobiliario, "para la gente que tiene temor por esto hay que aclarar que al revalúo inmobiliario se le aplicó un coeficiente corrector. Es importante resaltar que la actualización impositiva se aplicará prudentemente en forma progresiva durante tres años de acuerdo a una escala prevista en la Ley 5611.

Ejemplificó que el primer tramo, que corresponde a los inmuebles urbanos cuyo valor no supere los $140.000 de Valuación Fiscal, deberán pagar durante el 2009 sólo un 50% del impuesto determinado, mientras que en el 2010 alcanzarán el 80%, para recién en el 2011 pagar el 100% del impuesto inmobiliario actual", informó Aguirre.

Finalmente, puntualizó que "con esto se busca una mayor equidad impositiva inmobiliaria, en donde cada propietario responde en función de lo que tiene, evitando que inmuebles de alto valor sigan pagando valores mínimos".

Comentá la nota