Amplían indagatorias a ex funcionarios del BPN

El ex gerente y el ex presidente deben dar más explicaciones en la causa Temux.

También será indagado uno de los representantes de la conocida firma internacional.

El titular del Juzgado de Instrucción Tres, Marcelo Muñoz, resolvió citar para el 26 y 28 de octubre próximos al ex presidente y al ex gerente del Banco Provincia del Neuquén, Félix Racco y Juan Pablo Bugner, para ampliar sus declaraciones indagatorias.

El magistrado también reclamó la comparecencia del representante de la reconocida firma internacional, Daniel Calabria, para el 30 de octubre.

Ambos ex funcionarios del banco se encuentran sospechados de realizar millonarias operaciones fraudulentas sobre comercio exterior en la causa Temux S.A.

Las maniobras fueron examinadas por un equipo de peritos contables del Poder Judicial de Neuquén, quienes determinaron que el BPN fue perjudicado en un total de 29 millones de pesos.

Los peritos del Banco Central señalaron que el daño provocado es de 23 millones, mientras que para el banco neuquino, cuya casa matriz opera en la Avenida Argentina al 100, el perjuicio fue de 21 millones de pesos.

El fiscal de Cámara Pablo Vignaroli, a cargo de las investigaciones, consideró que existen elementos suficientes que justifican plenamente las declaraciones de los funcionarios y el empresario en el Juzgado Penal de la calle Santiago del Estero.

En el pedido de indagatoria, sostuvo que en mayo y diciembre de 2004 y el 6 de diciembre de 2005, a través de circulares, Racco y Bugner otorgaron créditos encubiertos y se presume que el propósito de las disposiciones tenía como finalidad la liquidación de divisas provenientes de exportaciones en la cuenta corriente de Temux cuando aún no se encontraban acreditadas en el Banco Corresponsal.

En cuanto a la responsabilidad penal de Calabria, el fiscal le imputó una manifiesta connivencia con directivos del banco neuquino.

Subrayó que el funcionario de la firma internacional negoció la asistencia crediticia a favor de la empresa que representa y que las maniobras se produjeron entre diciembre de 2004 y febrero de 2005.

Además le informó al juez Muñoz que el primer responsable de las medidas ilegales es el gerente a cargo de la sucursal Buenos Aires, Carlos Herrera.

Señaló que frente al descubierto que superaba los nueve millones de pesos, el individuo "continuó debitando de la cuenta corriente de Temux aquellos cheques" que ingresaban por la cámara pagadora, librados contra la cuenta de la mencionada empresa.

Vignaroli añadió que el gerente de la sucursal tenía facultades crediticias hasta 15.000 pesos y que en diciembre de 2004 autorizó el pago de cheques por importantes sumas de dinero por "encima del acuerdo en descubierto".

Comentá la nota