Amplían la concesión de Hidrovía en 8 años y 654 kilómetros

Amplían la concesión de Hidrovía en 8 años y 654 kilómetros
La empresa se comprometió a invertir cerca de 110 millones de dólares en tres años
La empresa Hidrovía obtuvo ayer la aprobación de la renegociación del contrato de concesión sobre el dragado y el balizamiento del río Paraná. Además de extender por ocho años la concesión que vencía en 2013, se amplió en 654 kilómetros el área en la que opera la compañía, integrada por capitales argentinos y belgas.

El decreto de aprobación fue presentado en un acto encabezado por la presidenta Cristina Kirchner. La empresa se comprometió a invertir 37,5 millones de dólares por año -durante un lapso estimado de tres años- para extender río arriba los servicios que hoy cubren desde Santa Fe hasta el océano. Las obras de señalización y dragado llegarán -cuando culminen las obras- hasta Confluencia (kilómetro 1238 del Paraná superior), lo que permitirá su mejor aprovechamiento por los productores del Norte.

Entre otras obras, esta extensión prevé que la ruta navegable contará con una profundidad mínima de 10 pies, más dos pies de seguridad, y la instalación de 338 señales luminosas.

Para la actual vía Santa Fe-Océano, la empresa se comprometió a incrementar la profundidad de 34 a 36 pies, salvo para el tramo que llega hasta Puerto San Martín, que se incrementa de 25 a 28 pies. También habrá obras complementarias de balizamiento y señalización.

"Para poder firmar este decreto, que aprueba la renegociación de uno de los 63 contratos que tiene el Estado con los privados, hemos debido atravesar un procedimiento largo", dijo la Presidenta, frente a un auditorio en el que había empresarios, políticos y sindicalistas, además de representantes diplomáticos de otros países del Mercosur beneficiados con la obra. En particular, la jefa del Estado mencionó el trámite parlamentario que debió pasar la renegociación del contrato, además de una nueva ley para eliminar el IVA en los peajes.

En su momento, la audiencia pública convocada para discutir el tema había sido cuestionada por el entonces defensor del pueblo Eduardo Mondino. Sin embargo, Mondino no se presentó y el contrato fue respaldado por los usuarios.

"Va a dar mucha competitividad, porque esto que hemos firmado hoy ahorra aproximadamente un dólar por cada tonelada que se exporta", afirmó Cristina Kirchner. "Esta renegociación del contrato de la hidrovía permitirá transportar barcazas de mayor porte, de manera tal que no haya tanto traslado, tanto traspaso y entonces sean diferentes los costos", añadió.

El contrato, a su vez, elimina el subsidio que recibía la empresa y dispone que no habrá aumento de tarifas para los usuarios, hasta que no se habiliten nuevas profundidades, a la vez que se fijan mayores exigencias vinculadas al cuidado ambiental y control de calidad.

Hidrovía es una firma integrada por capitales argentinos (el Grupo Emepa, de Gabriel Romero) y belgas (Jan de Nul, una de las dos mayores dragadoras del mundo).

Comentá la nota