La ampliación de la terminal, ya sin trabas

El gobierno de Juan Schiaretti se comprometió formalmente a realizar 10 obras de tránsito indispensables para la sustentabilidad del proyecto.
A cambio, la gestión de Daniel Giacomino suscribió modificar el factor de ocupación del suelo en la zona, para autorizar edificaciones en altura. Todos los bloques de concejales ahora están dispuestos a finalizar la discusión técnica.

Provincia y municipio motorizaron una herramienta legal para destrabar en el Concejo Deliberante el cambio del factor de ocupación de suelo (FOS) en la zona del nudo vial Mitre.

Se trata de un convenio por el cual el gobierno de Juan Schiaretti se compromete a efectuar, al menos, 10 obras viales consideradas indispensables para la sustentabilidad del proyecto de ampliación de la terminal de ómnibus. A cambio, la comuna debe modificar el uso del suelo, y permitir edificaciones en altura.

Con este nuevo instrumento, que garantiza la ejecución de infraestructura de tránsito en el área, los concejales que participan de la Comisión de Desarrollo Urbano parecen ahora estar dispuestos a encaminar la iniciativa, presentada por Grupo Dinosaurio (ver "Posición de los ediles").

De esta manera, y a pesar de que aún faltan consensuar algunas cuestiones estrictamente técnicas, el proyecto que bajó al Concejo por pedido expreso de Schiaretti tiene grandes chances de prosperar.

Cabe recordar que hasta hace dos semanas el trámite se encontraba varado por motivos de estricta desconfianza política. Los concejales querían tener en mano todos los detalles de la obra para luego autorizar la modificación del uso del suelo, y la Provincia entendía que no podía arriesgar gruesos recursos en estudios antes de que la ordenanza sea aprobada.

El convenio celebrado el pasado 27 de agosto viene a subsanar los recelos mutuos, acotando la autorización a edificar sólo en el caso de concretarse la ampliación de terminal (los ediles temían que el empresario Euclides Bugliotti, titular de Grupo Dinosaurio, terminara levantando edificios).

Según dijo a este medio el secretario de Obras Públicas de la Provincia, Marcelo Cámara, el costo de la inversión vial (no determinado aún) que deberá realizarse, será incluido en los presupuestos 2009 y 2010.

Con ese respaldo de financiamiento, se prevé la conclusión de las obras de tránsito en 2011, conjuntamente con las de ampliación de la estación de colectivos.

Además de la latente necesidad de una terminal con mayor capacidad (cuando no una segunda fuera del área céntrica), tanto Schiaretti como Giacomino precisan mostrar gestión en el tiempo que les resta de mandato, para poder sentarse a negociar sus respectivos futuros con la mejor imagen pública posible.

Por ambos motivos, es de esperar que el final de obra tenga fecha antes de las elecciones generales venideras.

Comentá la nota