Amplía Palacios su declaración por el caso de espionaje en el gobierno porteño

El ex jefe de la Policía Metropolitana se vuelve a presentar ante la Justicia en la investigación por las escuchas ilegales; Burzaco ratificó que la nueva fuerza no estará "plenamente lista" a fines de este mes para salir a la calle
El ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge "Fino" Palacios amplia su declaración indagatoria en la causa por espionaje que salpica al gobierno porteño.

El juez federal Norberto Oyarbide volvió a citar a Palacios para que amplíe su declaracion como imputado antes de resolver si le amplía el procesamiento.

Palacios arribó esta mañana a los tribunales de Comodoro Py, tras ser trasladado desde el penal de Marcos Paz, donde permanece detenido y procesado por los delitos de intercepción de comunicaciones y falsificación de documento público.

El ex jefe de la fuerza porteña está acusado de integrar una asociación ilícita que "pinchó" la línea del dirigente de Familiares de la AMIA Sergio Burstein sin autorización judicial. Oyarbide sospechar que integraba una asociación ilícita con el ex policía y ex empleado del gobierno porteño Ciro James, también detenido, con la Policía de Misiones y con dos jueces que autorizaron las escuchas a Burstein.

Palacios fue detenido hace menos de un mes, luego de que la Justicia comprobara que dentro de las computadoras interceptadas en los allanamientos realizados sobre su empresa de seguridad privada se encontraban archivos de búsquedas de información sobre políticos opositores y oficialistas.

En tanto, para mañana se prevé que vuelva a declarar James como acusado de integrar esa asociación ilícita y por otros casos de escuchas en los que intervino, como el del cuñado del jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri, Néstor Leonardo.

Policía Metropolitana. El nuevo jefe de la fuerza, Eugenio Burzaco, ratificó esta mañana que si bien el 22 de este mes se realizará la presentación formal de la fuerza, ésta no estará "plenamente lista" para salir a la calle a partir de esa fecha.

Burzaco anticipó que hoy y mañana se reunirá con el jefe y el subjefe de la Policía Federal y el miércoles próximo lo hará con el ministro de Justicia y Seguridad Julio Alak para precisar detalles.

"Hay algunos factores que dependen de nosotros y otros factores que dependen de acuerdos con el gobierno nacional, provincial y la Procuración y sin eso no podemos salir a la calle. Sería prudente cumplirlos no solamente por una cuestión formal, sino porque podríamos tener problemas operativos", dijo.

No obstante, la semana pasada, durante un discurso en el que no ahorró críticas contra la Casa Rosada, el jefe de gobierno porteño había asegurado que "la fuerza estaría lista en la calle en los próximos días".

"La Policía Metropolitana es un hecho. Dentro de pocas horas y días va estar en las calles para combatir el delito y recuperar la paz y tranquilidad en la ciudad de Buenos Aires", expresó sin vacilar.

Al ser consultado sobre la naturaleza que caracterizará a la fuerza, Burzaco señaló: "Optamos por brindar primero la seguridad ciudadana, antes que el orden público, porque 850 policías que vamos a tener al principio es menos de la mitad del cuerpo de infantería de la Policía Federal".

"Tendría que usar todo el personal para ocuparse de los piquetes, pero eso no es realista y me parece que no es la principal preocupación de los porteños", precisó.

Comentá la nota