Amplía Lula su control sobre el petróleo

En medio de críticas de la oposición, lanzó su plan para fortalecer el papel del Estado en la explotación de las enormes reservas de crudo
BRASILIA.- Con el objetivo de fortalecer la presencia del Estado en un área considerada estratégica para el desarrollo de Brasil, el presidente Luiz Inacio Lula da Silva presentó ayer el nuevo marco legal que le daría al gobierno un mayor control sobre la explotación de las enormes reservas de crudo halladas frente a las costas del país.

La iniciativa que el mandatario envió al Congreso, donde se espera será un duro debate tras las fuertes críticas de la oposición, propone crear una empresa estatal, Petrosal, para administrar los nuevos contratos de exploración y explotación de las reservas descubiertas en 2007 bajo profundas capas de arena y sal (llamadas "presal") en la zona del litoral atlántico, en una franja de 800 kilómetros de largo por 200 de ancho.

Se calcula que las reservas, de costosa y difícil extracción, superarían los 50.000 millones de barriles de crudo, a profundidades que varían entre los 5000 y los 7000 metros.

Lula admitió que la explotación de la zona requerirá fuertes inversiones, que el gobierno calcula en unos 210.000 millones de dólares para los próximos 10 años, pero afirmó que "con toda seguridad el «presal» convertirá a Brasil en uno de los países con las mayores reservas de petróleo del mundo".

"El «presal» es nuestro pasaporte al futuro", afirmó el presidente, que calificó el día de ayer como un "nuevo día de la independencia" para la mayor economía de América latina.

"No tenemos derecho a tomar el dinero que vamos a ganar con ese petróleo y quemarlo. Queremos que Brasil se convierta en un país más rico, más desarrollado desde el punto de vista científico, tecnológico, educativo y de las políticas sociales", agregó.

Sin embargo, el presidente advirtió que el descubrimiento conlleva también "peligros y desafíos" para Brasil y recordó que muchos países que encontraron grandes reservas de petróleo siguen siendo pobres, porque no supieron administrar esa riqueza. "El «presal» es un regalo de Dios, pero ese regalo puede convertirse en una verdadera maldición si no tomamos la decisión justa" sobre cómo usar esos recursos, dijo.

Si se confirman las previsiones, Brasil pasaría a contar con reservas de 100.000 millones de barriles, cantidad que sólo poseen Venezuela, Arabia Saudita, Canadá, Irán, Irak, Emiratos Arabes Unidos, Kuwait y Rusia.

El caso de Venezuela

Sin mencionar a ninguna, Lula dijo que, a diferencia de algunas de las potencias petroleras, Brasil es un país "con un régimen político estable, instituciones en pleno funcionamiento, pacífico y con un parque industrial sofisticado". Además, Lula enfatizó que a Brasil no le interesa exportar crudo, sino que invertirá para convertirse en un país exportador de derivados del petróleo.

La propuesta de Lula forma parte de una tendencia mundial, en la que los gobiernos buscan un mayor control sobre los recursos naturales. Sin embargo, funcionarios brasileños subrayaron ayer que no se pretende dejar de lado el capital extranjero, como ocurrió en Venezuela.

El cambio clave del plan del gobierno, que llevó más de un año de elaboración, es la mudanza a un sistema de producción compartida de crudo desde el actual de concesiones, y pone a la empresa petrolera estatal Petrobras como única operadora, con una participación mínima del 30% en los futuros proyectos del "presal". El plan de Lula prevé también una inyección de unos 50.000 millones de dólares en Petrobras para consolidar el control del gobierno sobre la compañía.

Lula anunció que con los nuevos ingresos petroleros pretende crear un fondo social de desarrollo para financiar la educación; la innovación científica y tecnológica, y aumentar la protección ambiental y el combate a la pobreza, para impedir ciclos de altas y bajas experimentados por otros países ricos en petróleo. Con eso, pretende evitar lo que se conoce como la "maldición petrolera".

Durante el anuncio, el presidente estuvo acompañado por la jefa de Gabinete, Dilma Rousseff, su elegida para sucederlo en 2010. Los analistas locales consideran que la candidata del Partido de los Trabajadores (PT), que está rezagada en los sondeos, por detrás del gobernador de San Pablo, José Serra, posiblemente saque rédito político con el nuevo marco legal para la explotación del "presal".

Por ese motivo, la oposición reaccionó ayer con fuertes críticas y acusó a Lula de hacer un "uso electoral" de las reservas de petróleo.

"El «presal» es de los brasileños, que hace décadas luchan en defensa de la riqueza nacional. Este anuncio [de Lula] tiene como objetivo transformar el tema en una plataforma electoral para 2010. Los partidos de oposición no van a permitir que sea transformado en bandera electoral ni que venga a favorecer a grupos partidarios que transforman el Estado en una extensión de sus intereses", señaló un comunicado del Partido Demócrata (DEM), el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y el Partido Popular Socialista (PPS).

Candidatura "blindada"

La oposición afirmó, además, que el gobierno obstruye en el Congreso las investigaciones sobre la presunta corrupción en Petrobras para "blindar" la candidatura de Rousseff.

En respuesta, Lula afirmó que el nuevo marco regulatorio del petróleo permitirá un "debate nacional" que definirá la forma en que las reservas de crudo beneficien al país en su conjunto. De todos modos, el debate en el Congreso promete ser intenso, dado que hay temas en los que no existe consenso. Uno de ellos es el pago de regalías a los estados ubicados junto a las grandes reservas.

Por ese motivo, los gobernadores de San Pablo (Serra), de Río de Janeiro (Sergio Cabral) y de Espíritu Santo (Paulo Hartung) fueron recibidos anteanoche por Lula, con quien analizaron durante la forma en que se reparten las regalías. Los tres gobernadores se oponen a la propuesta del mandatario, que reduciría los ingresos que obtienen con la explotación.

Por su parte, Serra, además de pedir que su estado siga cobrando regalías como hasta ahora, recomendó que los proyectos de ley sobre la explotación del petróleo sean tratados con "calma" y no en régimen de urgencia.

El proyecto será enviado al Parlamento en carácter de "urgencia constitucional", que impone un plazo límite para su tratamiento.

La protección de los yacimientos es motivo de gran preocupación en el gobierno. Por eso, el hallazgo de estas enormes reservas lo movilizó a proyectar un nuevo plan de defensa, que incluye la construcción de submarinos nucleares.

Agencias Reuters, AP, EFE y AFP

Debuta y colapsa el blog de Lula

* BRASILIA (AP).? Para mantener un canal de comunicación con los brasileños, Luiz Inacio Lula de Silva lanzó ayer un blog, que minutos después de su debut se bloqueó por el elevado número de visitas. En un video, Lula da la bienvenida a blog.planalto.gov.br, que ofrece artículos sobre la actualidad.

Comentá la nota