Se amplía la asistencia con microcreditos a varias actividades económicas incipientes.

De esta manera se robustece la posición de un segmento de la población que no puede acceder a la economía formal.
Cada vez se amplia más la línea de apoyo con microcreditos a diferentes actividades económicas incipientes o iniciales que producen bienes o servicios, como por ejemplo talleres familiares de costura, elaboración de panificados o comidas, entre otras actividades, a las cuales al inyectarle un poco más de capital les permite mejorar sus emprendimientos al comprar alguna máquina o más insumos, con lo cual puede mejorar o aumentar su producción, y con ello elevar sus ventas y por ende sus ingresos.

Se trata de una estrategia que de manera conjunta lo llevan adelante los gobiernos nacional y provincial, y donde las organizaciones civiles juegan un rol preponderante en esto de promover la economía social.

Es que de esta manera se robustece la posición de un segmento de la población que no puede acceder a la economía formal, pero que está haciendo toda una economía de solidaridad y una red de trabajo comunitario que les permite generar ingresos genuinos.

Justamente una de las áreas del gobierno provincial que impulsa este esquema es la Secretaría de la Mujer del Poder Ejecutivo, en este caso en una acción conjunta con la "Asociación Unidad, Esfuerzo y Trabajo" de esta ciudad, acaban de materializar la entrega de estos microcreditos por un total de $33.500, los que sumado a otros $8000 a través del Banco Popular de la Buena Fe, se benefició a más de un centenar de personas, quienes en grupo de tres o cuatro, según sea el caso, conforman diversos micro-emprendimientos, en rubros como servicio de lunch, zapatería, venta de ropa, gastronomía, panificados, pastas, entre otros.

En el acto donde se entregaron estos aportes estuvieron la secretaria de la Mujer, Ana María del Riccio, la presidente de la asociación, Arminda Quiñónez y por supuesto los beneficiados, quienes recibieron recursos de entre dos y cuatro mil pesos.

Fue subrayado en ese marco el alto impacto que tiene esta línea de trabajo insertada dentro de la política social de Formosa, a través del microcrédito, significándose que la misma "no está basada en el puro lucro, sino al servicio del hombre, de la dignificación de las personas".

Comentá la nota