Se amplia la red de aguas y se prepara el desembarco de ABSA

Antes de ayer se conoció la inversión de 12 millones de pesos para llevar ese fluido a unos 10 mil pilarenses. La situación derivaría en la concesión del servicio en los sectores en donde no brinda prestación Sudamericana de Aguas.
Finalmente ayer comenzó a cristalizarse un anuncio lanzado por Zúccaro y que refiere al posible desembarco de una nueva prestadora de servicio de agua potable, en particular en la zona en la que no opera Sudamericana de Aguas.

Es que se conoció el llamado a licitación por 12 millones de pesos para la ampliación de la red de agua en los barrios Solares del Norte, Santa Teresa, Savio y Villa del Carmen, en el marco de una iniciativa que anunció en Pilar la ministra de ministra de Infraestructura bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez.

La primera etapa de este emprendimiento arrancará por la localidad de Del Viso, donde se acoplarán a la red 2.305 nuevas conexiones domiciliarias, lo que significa el enterramiento de 66 mil metros de cañería.

A la vez el proyecto contempla la concreción de seis nuevos pozos de captación de agua, lo que evitaría que se produzca una merma en la presión de agua si las conexiones se realizaran sobre el servicio existente.

Sobre la ubicación de los pozos no hubo datos. Simplemente se indicó que habrá estudios previos para determinar el sitio adecuado para la instalación de la captación y su estación de bombeo.

La obra de ampliación de la red de agua potable había sido adelantada por Zúccaro tiempo atrás y luego ratificada por la ministra de Infraestructura, Cristina Álvarez Rodríguez en el marco de una visita por Pilar.

Allí la funcionaria anunció una serie de obras, entre ellas la inversión en agua corriente. Más tarde Zúccaro, en contacto con la prensa, reconoció la posibilidad de que AySA o ABSA se hiciera cargo del servicio.

Cualquiera de las dos posibilidades se analiza para la prestación del servicio en la zona no concesionada, es decir donde no opera Sudamericana de Aguas, que posee la explotación de la prestación en buena parte del distrito.

Ni cooperativas ni AYSA

Otro dato que se conoció ayer es que no habrá cooperativas de trabajo para la puesta en marcha de este plan de ampliación de la red de agua potable, como anunciaron autoridades provinciales en un primer momento.

Las obras, que arrancarán en Del Viso, correrán por cuenta de una empresa privada, en el marco de un llamado a licitación que tiene como principal financista al Banco Interamericano de Desarrollo.

El otro elemento que trascendió es que la empresa que desembarcará en Pilar es Aguas Bonaerenses Sociedad Anónima, una firma integrada casi en su totalidad con capitales del gobierno provincial.

Si bien se especuló primero con Aguas y Saneamiento, más tarde se pensó en ABSA, sobre todo porque esta última tiene la concesión del servicio en varios partidos vecinos al de Pilar.

El 90 por ciento del paquete accionario de ABSA corresponde al Estado provincial, mientras que el 10 por ciento restante pertenece a los trabajadores, nucleados en el Sindicato de Obras Sanitarias de la provincia de Buenos Aires (Sosba).

La firma posee 14 establecimientos potabilizadores y 662 perforaciones que producen mensualmente más de 23,5 millones de metros cúbicos de agua potable, destinados a cubrir las necesidades de 600 mil hogares.

ABSA también opera 49 plantas depuradoras de líquidos cloacales, que cubren las necesidades de saneamiento de 463 mil familias. No obstante en Pilar, el tema de la ampliación de la red de desechos cloacales presupone un debate que aún no empezó.

Comentá la nota