Amparo de la oposición contra la reforma política

Amparo de la oposición contra la reforma política
Cuestionan el veto a dos artículos que daban más plazo para ajustarse a la norma.

Trece partidos de la oposición presentaron ayer un recurso de amparo para que sea anulado el veto parcial de la ley de reforma política, con lo que se acortan los plazos para que las agrupaciones se ajusten a las nuevas normas.

La medida judicial fue impulsada por agrupaciones como Coalición Cívica, Proyecto Sur, GEN, Libres del Sur, el Partido Humanista, el PO y el MST.

Luego de la presentación, referentes de los partidos dieron una conferencia de prensa en el Congreso y mostraron su disconformidad con la observación de una ley que coincidieron en presentar como "proscriptiva". La reforma política fue convertida en ley el 2 de diciembre pasado en el Senado, pero al promulgarla, el Poder Ejecutivo observó por decreto los artículos 107 y 108.

Además de fijar internas abiertas y obligatorias, la norma establece que para ser reconocidos como tales, los partidos deben tener un número de afiliados igual o superior al 4 por mil del padrón.

Los artículos 107 y 108 fueron incluidos para dar a los partidos chicos plazo hasta el 31 de diciembre de 2011 para adecuarse a los porcentajes de afiliados que imponía la ley. Eran parte de los acuerdos que había alcanzado el oficialismo con sectores de la oposición para conseguir sus votos.

Con el veto de Cristina, los plazos para la regularización empiezan a correr el 15 de febrero próximo. Desde ese momento las fiscalías pueden intimar a los partidos a que cumplan con los requisitos para no perder la personería.

El senador Samuel Cabanchik, de PROBAFE, dijo que la reforma "es mala, empobrece a la política y la aleja del pueblo", mientras que la ex kirchnerista Cecilia Merchán consideró que "la ley reafirma el bipartidismo".

Los referentes de izquierda no se quedaron atrás. Para Vilma Ripoll, del MST, "lo único trucho son las listas espejo y colectoras del oficialismo". Marcelo Ramal, del PO, manifestó que "el veto no es parcial, sino total, proscribe a todos los partidos".

Mientras que Juan Ruiz, el abogado que redactó el amparo, dijo que incluso el veto presidencial "no reunió los requisitos para ser válido". Entre otras cosas, aseguró que no respeta la unidad normativa, la autonomía, ni el espíritu de la ley, indispensables para promulgar parcialmente una norma.

Comentá la nota