Un amparo contra la reforma política

Un amparo contra la reforma política
Unas quince agrupaciones políticas intentarán hoy engrosar la serie de reveses judiciales del kirchnerismo. Presentarán un recurso de amparo para que se declare la "nulidad y consecuente invalidez e ineficacia jurídica" de la Ley de Reforma Política, vigente desde diciembre del año pasado. Los dirigentes argumentarán que lesiona los derechos adquiridos por los partidos políticos.
La acción reunirá a opositores, ex aliados del oficialismo y sectores que todavía admiten más coincidencias que diferencias con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Estarán Pino Solanas (Proyecto Sur), Margarita Stolbizer (GEN), Victoria Donda (Libres del Sur), Patricio Etchegaray (Partido Comunista), Samuel Cabanchik (Proyecto Buenos Aires Federal), Vilma Ripoll (MST) y referentes de la Democracia Cristiana, el Partido Obrero, el Movimiento al Socialismo, Izquierda Socialista, Partido Humanista, Partido Socialista Auténtico, Partido de los Trabajadores Socialistas, Partido Federal y PAIS. "El Gobierno cada vez va cortando de distintos modos oposición-oficialismo. Lo hizo con los productores agropecuarios. Lo hizo con los multimedios con los que tenían acuerdos. Ahora lo hace con fuerzas que no pueden acompañar la reforma política por sus intereses legítimos. Los socios de ayer son los adversarios de hoy", analizó ante este diario el senador Cabanchik, que ya presentó en la Cámara un proyecto para derogar la reforma política. La iniciativa fue firmada por peronistas disidentes, radicales y también por el cordobés Luis Juez.

La presentación argumenta que con la vigencia de la ley muchos partidos políticos perderán la personería jurídica. Y señala que, para conseguir la aprobación en la Cámara de Diputados, el kirchnerismo negoció que los artículos que contienen las nuevas exigencias de número de afiliados, por ejemplo, entrarían en vigencia recién en diciembre de 2011. Sin embargo, luego la Presidenta vetó esos artículos. Los denunciantes dicen que, de esa forma, se traicionó el acuerdo hecho por los diputados.

"Cuanto más crece su impopularidad política, más antidemocrático y proscriptivo se vuelve el gobierno K", aseguró ayer Ripoll.

Comentá la nota