Amigos son los amigos para el ministro Boudou

El Gobierno empezó a llenar los casilleros clave que Martín Redrado dejó vacantes en el Banco Central. En las próximas horas nombrará formalmente como gerente general a Benigno Vélez, actual secretario legal y administrativo del Ministerio de Economía y amigo cercano del ministro Amado Boudou. El dato trascendió desde el Palacio de Hacienda, donde lo leyeron como una señal de respaldo a Boudou desde la Quinta de Olivos y un límite político para Miguel Pesce, el radical K que quedó a cargo de la presidencia del Central. Pero cerca de Pesce deslizaban otra interpretación: que el joven abogado será degradado desde una secretaría de Estado a una gerencia por su responsabilidad en la redacción del decreto del Fondo del Bicentenario, que terminó por desatar la peor tormenta política del verano.
Además de cuidar la firma de Boudou y redactarle las resoluciones, Benigno Vélez ya era el representante titular de Economía ante el Central desde mediados de 2009. También manejaba la relación entre el ministro y los gremios estatales, lo cual le valió que UPCN lo apodara "Maligno" en varios afiches. El desembarco de Vélez en el Central fortalecerá la presencia de Boudou, quien hasta ahora sólo contaba como aliado en el directorio a Sergio Chodos, ex secretario de Finanzas. Pesce se quedará sin designar a un hombre suyo en el sillón que ocupaba Hernán Lacunza con Redrado, pero según trascendió tampoco tenía a nadie in pectore. Lo curioso de la designación es que Vélez no sólo tenía problemas con los gremios sino también con los sectores más "heterodoxos" del equipo económico. Es porque intentó desplazar a funcionarios ligados al viceministro, Roberto Feletti. Como el jefe de asesores de Boudou, Juan Guiñazú, por sus vínculos con el mundo castrense, Vélez también resulta indigesto en un sector del kirchnerismo porque siempre mantuvo intactos sus vínculos con el grupo Sophia, un búnker liberal orientado por el macrista Horacio Rodríguez Larreta.

En la reunión de directorio de ayer se designó formalmente y por unanimidad a Gabriela Ciganotto como vicepresidenta segunda del BCRA. La ex contadora personal de los Kirchner ocupará la titularidad del Central cuando Pesce pida licencia. Ya dominado por los kirchneristas, el directorio también celebró una nueva rebaja en las tasas de interés que les cobran los bancos privados por sus letras Lebac. La nota la dio el veterano Arturo O’Connell, quien regresó a su silla después de un mes de vacaciones por la India e Italia.

Comentá la nota