AMIA: piden la captura del supuesto organizador local

El fiscal Nisman requirió el arresto de un colombiano convertido al Islam que vivió siete años en el país y, tras la explosión, se radicó en el Libano.
El fiscal federal Alberto Nisman requirió este miércoles la captura nacional e internacional de Samuel Salman El Reda, un ciudadano colombiano convertido al Islam acusado de ser el principal organizador local del atentado a la AMIA, cometido en 1994 y que causó la muerte de 85 personas.

El pedido fue realizado ante el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, a cargo del caso, quien ahora deberá decidir si le da curso y solicita la captura a INTERPOL.

Según anunció Nisman en conferencia de prensa, el pedido de captura se basa en cruces de llamados que ubican a El Reda en Buenos Aires en los días anteriores al 18 de julio de 1994: el colombiano habría sido el autor de llamados telefónicos desde cercanías de la mutual judía a un teléfono celular en la Triple Frontera y a centrales telefónicas vinculadas al grupo fundamentalista Hezbollah, al que se le adjudica el ataque.

El dato principal sobre el que el fiscal basa la captura pasa por una pista que hace años formaba parte de la causa AMIA: un teléfono celular que funcionó en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú a nombre de "Andre Marques" y que centralizó todos los llamados sospechosos previos al atentado de Pasteur 633.

Algunas de estas comunicaciones partieron de locutorios cercanos a la AMIA y en algún caso hubo llamados a Marque -se ignora si es un nombre verdadero- y después a Silvina Sain, esposa de El Reda radicada en el Líbano desde un mes antes de la voladura. También hubo comunicaciones a teléfonos de militantes de Hezbollah en la Triple Frontera y a Beirut.

La fiscalía dio por probado que El Reda usó al menos "dos casas seguras" ya individualizadas para quedarse mientras planificaba el ataque. "Hay evidencias contundentes y esclarecedoras sobre la forma en que El Reda fue el encargado de realizar esas llamadas desde distintos locutorios cercanos a la AMIA", consignó en el dictamen fiscal.

También se ubicaron llamadas a la mezquita de Floresta que había estado a cargo del ex agregado cultural iraní Moshen Rabbani, ya con pedido de captura internacional por el ataque terrorista. Entre los cruces telefónicos se estableció que el 15 de julio de 1994 se hizo un llamado desde cercanías a la playa de estacionamiento donde según la causa se dejó la camioneta Trafic antes de hacerla explotar.

Esa llamada habría sido hecha por Rabbani a la mezquita de Flores, donde el teléfono fue atendido por El Reda, para informar que el vehículo ya estaba en posición. Según el dictamen, El Reda fue luego a un locutorio cercano para llamar a un militante de Hezbollah a la Triple Frontera, de apellido Barakat.

El Reda, de 44 años, llegó al país siete años antes del ataque para casarse con Silvina Sain, una argentina convertida al Islam, de quien luego se habría separado. Una semana después de la voladura se fue del país y se radicó en el Líbano, donde permanece desde entonces.

Su nombre y sus actividades aparecieron en el expediente AMIA relatadas por una testigo que lo incriminó en medio de un conflicto personal que mantenía con él. Canicoba Corral ya ordenó a pedido de Nisman la captura internacional de ex diplomáticos y funcionarios iraníes acusados de formar parte de la conexión internacional del ataque que causó 85 muertos, sin que hasta el momento ninguna se haya concretado.

En lo que se refiere a la conexión local esta es la primera captura pedida luego de la anulación de casi toda la causa AMIA en un juicio oral. Ese procesó terminó con la absolución de cinco ex policías bonaerenses y un civil, Carlos Telleldín, que fueron durante años señalados por la justicia como eslabones del ataque.

En el juicio se denunciaron serias irregularidades que dieron origen a otra causa judicial donde están a punto de ser enviados a juicio oral por delitos como "peculado" el ex juez del caso Juan José Galeano, el ex secretario de Inteligencia del gobierno menemista Hugo Anzorreguy y el ex titular de la DAIA Rubén Beraja, entre otros.

APLAUSOS. Estados Unidos celebró el pedido de captura librado por el fiscal Nisman. "Aplaudimos y apoyamos todos los esfuerzos dirigidos a llevar ante la Justicia a aquellos responsables del ataque terrorista internacional contra la AMIA que mató a 85 personas en Buenos Aires el 18 de julio de 1994", subrayó a través de un comunicado el embajador norteamericano Earl Anthony Wayne.

La embajada reiteró que "el gobierno de los EE.UU. mantiene su compromiso de cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo".

Comentá la nota