AMIA acusó a la bonaerense por profanación de tumbas

AMIA acusó a la bonaerense por profanación de tumbas
El titular de la entidad, Guillermo Borger, dijo que la "falla principal, real y única es de la policía de la Provincia". Críticó la falta de Stornelli a una reunión.
El presidente de AMIA, Guillermo Borger, y otros miembros de la comisión directiva de la mutual participaron de un encuentro para analizar las consecuencias de la profanación de 58 tumbas del cementerio israelita de La Tablada, entre ellas ocho de víctimas del atentado de 1994.

Al finalizar la reunión, Borger aseguró que "la policía de la Provincia es la responsable de velar por la seguridad del cementerio" y criticó duramente la ausencia del ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, en el encuentro. "Su ausencia es una falta de sensibilidad por parte del Gobierno de la Provincia", expresó.

Borger afirmó que "en la reunión se habló de la seguridad del cementerio. Más allá que pueda ser un tema de vandalismo, y sabiendo que en esta oportunidad profanaron tumbas relacionadas con las víctimas del atentado a la AMIA, la responsabilidad de lo que pasó en el cementerio es del Estado", sentenció.

En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), el titular de la entidad judía evitó relacionar la profanación con una falla del sistema de monitoreo de cámaras instalado, pero no dudó en responder que "la falla principal es de la policía de la Provincia. Insisto, la falla principal, real y única y ellos así lo tienen asumido, es de la Policía de la Provincia y son ellos los que van a dar una respuesta. Han reiterado su responsabilidad y están trabajando en esto".

A su vez Julio Schlosser, secretario general de AMIA, recorrió el cementerio al mediodía para evaluar los daños producidos. "Ver las tumbas profanadas y a las que se les robó la placas es un espectáculo que conmueve", manifestó. "Hay personas que siguen empeñadas en matar por segunda vez a las víctimas del atentado. Es muy fuerte", agregó.

Schlosser confirmó que se realizó una inspección minuciosa de todas las sepulturas y definió la profanación de los sepulcros como "hechos vandálicos que han profanado la sepultura de víctimas y no víctimas del atentado contra la AMIA, que deben ser investigados y todos debemos trabajar para que esto no se vuelva a repetir".

Comentá la nota